Diego Borja: «la Ley de Oportunidades beneficia a menos del 1% de la población»

Quito, 28 de sept. (La Calle). El economista Diego Borja compartió en el Noticiero La Ventana un análisis sobre la ley “Creando Oportunidades”.

En primera instancia, el Proyecto de ley no cumple con la legalidad y constitucionalidad, por lo tanto, el Consejo de Administración Legislativa (CAL) debería devolver al ejecutivo, viola el art. 136 de la constitución, el 56 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa y varios fallos de la corte constitucional.

Borja menciona que hay inconsistencias entre los objetivos a alcanzar y los instrumentos. Son normas que benefician a una minoría del menos del 1 % de los ecuatorianos, implica regresar a momentos inéditos de la historia, por ejemplo, con el art. 70 se altera el esquema laboral empleado y empleador.

Decisiones para los privilegiados

El gobierno está apurado en aumentar los beneficios para un sector minúsculo, porque se le puede acabar capital político.  Este proyecto es incendiario, las modificaciones tributarias en contra de los trabajadores son graves. Una persona que gana USD. 2000, con el actual esquema no paga impuestos, pasaría a pagar USD. 800 de impuestos anuales. Es un golpe a la base social del propio gobierno.

En cuanto al impuesto a la renta lo que se hace es disminuir la posibilidad de deducción de gastos, para Borja es absurdo desde el concepto, la renta es la diferencia entre el ingreso y los gastos, si usted tiene USD. 1000 de ingresos y USD. 800 de gastos la renta es de USD. 200, y sobre esto se debería tributar, pero, ahora se tributa sobre el ingreso (USD. 1000) y le dan créditos tributarios, que es sobre el 10 o 20% de su gasto total, colocando un tope al gasto, un aproximado de 7 canastas básicas, en números redondos USD.  5000 al año, el 10% es USD. 500. Baja de USD. 14500 de gastos que se podía deducir en el anterior esquema a USD. 500 máximo que se deducen en el actual esquema.

Con este dinero el gobierno quiere cubrir pagos de laudos arbitrales y deudas externas. El beneficiado no es el pueblo.

Soluciones factibles

Los grandes beneficiarios son los ultras ricos, en la tabla tributaria no se topan las grandes fortunas. Si se gravará a empresas que evaden los impuestos o que llevan capital a paraísos fiscales, se obtendría un incrementó para el fisco, y ahí sí estaríamos hablando de solidaridad, el que más tiene más paga, esa minoría está intocada, indicó Borja.

El art.70 y el 75 pueden ser el foco, pero dejamos de lado otros artículos. El decreto 95, habla de modificar el esquema de contratación, cambiar a contratos de participación de los servicios que hay ahora, CREO apoyó la ley mal llamada de Fomento Productivo donde las trasnacionales se quedan con el 87,5% y apenas el 12,5% va al estado. El esquema “productivo” de Lasso, de 500 mil barriles diarios a un millón diarios, no le beneficia en nada al estado, pues las trasnacionales se quedan con casi el 88%.

Borja finalmente hace un llamado a los bloques de Pachakutik, UNES, Izquierda Democrática para evitar que la ley pase como un “trole”. Los beneficios son minúsculos con respecto a los perjuicios. Hay que tratar cada tema, enviar leyes urgentes sobre temas laborales y si no se aprueba, vamos a la consulta popular para ver si los ecuatorianos quieren regresar a la esclavitud.

Lo último