Quito, 16 nov. (La Calle).- Gissela Chalá, concejala del Distrito Metropolitano de Quito, lamentó las reformas presupuestarias que enfrenta el cabildo. Pese a que el déficit es, en gran medida, responsabilidad del Gobierno Central, el Municipio buscará mantener sus prioridades en salud, educación e inclusión social.

El Concejo Metropolitano publicó la información que analiza un recorte de más de USD 200 millones en el presupuesto para la ciudad de Quito. En un inicio, el cabildo proyectaba la inversión y gasto de alrededor de USD 1.077 millones. Sin embargo, los análisis del Concejo evidencian una caída de más de USD 248 millones frente a la proyección original.

Según Chalá, la preocupación principal radica en los temas de inclusión social, promoción de derechos y atención a grupos prioritarios. Estas áreas que se verán afectadas por las medidas de ajuste.

Para enfrentar el déficit, Chalá propone tomar por horizonte una visión de ciudad. Allí, el Municipio de Quito deberá tomar decisiones sobre para quiénes administrar prioritariamente la ciudad. Debe dar preferencia a la inversión en salud, educación e inclusión social.

El Gobierno tiene a los Municipios en crisis

La principal causa de este forzoso ajuste presupuestario radica en el incumplimiento del Gobierno Nacional con las asignaciones presupuestarias correspondientes. Más de 1000 millones suma la deuda del Estado con los gobiernos locales.  La vicealcaldesa del cabildo espera que esta crisis que enfrenta el Gobierno no sea un pretexto para favorecer a otros sectores.

A criterio de la concejala, el mal manejo de la pandemia, la falta de capacidad del Gobierno central y la acumulación de deudas con los GADs son los elementos que han coadyuvado a la situación actual y han forzado los ajustes presupuestarios. “Nos tiene a los municipios en crisis” comentó la vicealcaldesa. (JEB).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *