Eliseo Azuero

Quito, 08 sep (La Calle). – El asambleísta por Sucumbíos, Eliseo Azuero (BADI) renunció este martes a su curul por medio de una carta dirigida al presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo. La decisión aparece después de que una Comisión Multipartidista de Investigación recomendó su destitución.

“Presento mi renuncia con el carácter de irrevocable al cargo de asambleísta por la provincia de Sucumbíos (…) El ataque a un asambleísta es el ataque a todo el cuerpo parlamentario, lejos de conseguir una vendetta política, lo que se obtiene es mermar la naturaleza del parlamento”, dice una parte de la misiva.

Azuero añade que en ningún momento intervino en el reparto de dineros públicos, ni en gestionar cargos públicos. Mucho menos en ofrecer, tramitar, recibir recursos del presupuesto general del Estado. No obstante, el legislador enfrenta cuentas con la justicia por el supuesto delito de delincuencia organizada. Su paradero todavía no se conoce.

Azuero presentó excusas ante su fuga

Dentro de la carta que remitió Azuero, acusó que su destitución responde a su «acción fiscalizadora» y culpó al desgaste del Legislativo sin asumir su responsabilidad en los actos de corrupción. A la legisladora Amapola Naranjo la acusó de vengarse «presentando una malintencionada denuncia».

Agregó que las pruebas que usó la asambleísta Naranjo también involucra a los legisladores Franco Romero, Washintong Paredes, Raúl Tello y Freddy Alarcón.

Azuero apeló a la epidemia por Covid-19 e indicó que su doctor le recomendó no exponerse. Así, dijo que su fuga no responde a evitar la cárcel sino «evitar la muerte». Esto a razón de la propagación del virus en las cárceles.

Antecedentes

El pasado 4 de septiembre, José Serrano, Liliana Durán y Franco Romero decidieron, de manera unánime, recomendar al pleno de la Asamblea Nacional la censura y destitución de Eliseo Azuero. El asambleísta tendrá un juicio en el Legislativo.

Renuncia de Mendoza

No fue el único en renunciar durante el proceso de juicio político. El exasambleísta morenista Daniel Mendoza también dejó su curul tras comparecer en una Comisión Multipartidista que lo investigaba por el reparto de dinero público en el Caso Perdernales.

«A mis amigos, detractores [les digo] renunciar es también liderar. No se trata de liderar siempre desde el frente, se puede y se debe también liderar desde atrás. He autorizado a mi abogada, que se encuentra presente en esta sala, para que al fin de mi intervención procesa a ingresar mi renuncia irrevocable a mi cargo de asambleísta”, dijo Mendoza en esa ocasión.

Con esta renuncia, el puesto de Azuero lo ocupará su alterna Flérida Guevara. Misma situación sucedió con Mendoza, a quien lo reemplazó Pinuccia Colamarco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *