Quito, 22 oct (La Calle) .- Mediante un encuentro virtual, la comunidad médica celebró el día mundial de la talla baja con el establecimiento del primer protocolo del Ecuador orientado a la detección, el seguimiento y el control de trastornos talla baja, patología asociada al bajo crecimiento de niños y niñas.

16 especialistas, en pediatría y endocrinología, abrieron sus investigaciones a los medios de comunicación. Esto con el objetivo de presentar, a grandes rasgos, el protocolo para enfrentar los trastornos de crecimiento en el país.

Los padecimientos de talla baja dependen de muchas condiciones. Entre los principales factores están las deficiencias nutricionales e irregularidades en la carga genética u hormonal del niño.

Los resultados de una profunda investigación permitieron tener parámetros claros para una estandarización de los protocolos para el diagnóstico y tratamiento de estos casos. Así, la comunidad médica ecuatoriana calificó al nuevo protocolo como una herramienta totalmente clara, concisa. Además, de fácil lectura y orientada a que los niños tengan mejores opciones.

A criterio de la comunidad médica, en el Ecuador existen endocrinólogos y pediatras muy capacitados. Ahora, el objetivo es facilitar que los especialistas beneficien a los pacientes un tratamiento adecuado, en el menor tiempo posible.

Las cifras

La Doctora Katherine Estévez, endocrinóloga pediatra, presentó cifras para ofrecer un panorama general del problema de la talla baja en el Ecuador. Segú Estévez, aunque no es posible tener un número exacto de los casos de este tipo de patologías, sí se pueden manejar ciertos porcentajes.

En 2014, un estudio determinó que 24 de cada 100 niños padecían trastornos de crecimiento asociados a la talla baja. En 2017, otra investigación permitió revelar que, en niños menores a cinco años, uno de cada cinco sufría condiciones de talla baja. (JEB).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *