Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

“No Arranques la Piel de los Bosques” Protejamos nuestra naturaleza

Quito, 16 nov (La Calle).- Por octavo año consecutivo, y con el objetivo de evitar el uso y comercialización ilegal de musgo silvestre en épocas navideñas, Ecuador lanzó la campaña “No arranques la piel de los bosques”.

El Ministerio del Ambiente presentó la continuidad de este proyecto en un evento desarrollado en el área Nacional de Recreación “El Boliche”. En este acontecimiento participó la viceministra del Ambiente, Bianca Dager, y también entregaron el plan de manejo actualizado de esta área protegida.

En Ecuador era común el uso de musgos para decorar los pesebres de la Navidad. Esto afectaba seriamente al medioambiente y motivó la campaña gubernamental.

Los musgos, líquenes, bromelias, huycundos y helechos son el hogar y alimento de muchas especies de vida silvestre. Su remoción y extracción afectan la dinámica poblacional del ecosistema. Esto causaría un desequilibrio en el ciclo hidrológico, contribuyendo a la desertificación y erosión de los suelos.

“La Transición Ecológica promueve una agricultura más amigable que minimiza la deforestación; teniendo una visión a largo plazo que incluya la protección y conservación, donde su gente sea embajadora y genere un efecto multiplicador.”.

Bianca Dager, viceministra de Ambiente.

Por su parte, Byron Lagla, director de Biodiversidad, manifestó que desde el Ministerio buscan “el involucramiento de la ciudadanía en la protección de estas especies que son fundamentales para el desarrollo de los bosques andinos; de los cuales únicamente tenemos parches, pues los hemos ido perdiendo paulatinamente”.

De uno a tres años de prisión para quienes atenten contra los bosques

La extracción y comercialización ilegal de musgo silvestre es un delito contemplado en el Artículo 247 del Código Integral Penal, donde se señala que la sanción para quienes no respeten la normativa será la pena privativa de libertad de uno a tres años.

Lee más notas ambientales en este enlace.

Publicidad