Ley de Apoyo Humanitario: la normativa que provocó desempleo y precarización

Quito, 15 sep (La Calle).- Según un informe del Observatorio del Trabajo y el Pensamiento Crítico, de la Universidad Central del Ecuador, uno de los efectos de la Ley de Apoyo Humanitario fue la caída de la calidad del empleo a los niveles más bajos, de los últimos 15 años.

El documento expone que entre septiembre del 2019 y el mismo período del 2020, el empleo adecuado cayó 24 puntos porcentuales. Es decir, casi 800 mil personas perdieron los derechos laborales mínimos y la calidad de su empleo se deterioró.

El informe sostiene que no es cierto que el empresariado, con las ventajas inconstitucionales otorgadas por esta Ley, protegió el empleo formal. Señala que, al contrario, solo mermaron las condiciones laborales.

Otro efecto, fue la flexibilización de las condiciones para la terminación de contratos. Según el estudio, entre diciembre del 2019 y septiembre del 2020, casi 200 mil personas cayeron en el desempleo. Esto significó el incremento del 27% de la población desempleada.

De igual forma, entre diciembre del 2019 y septiembre del 2020, medio millón de personas entraron en el subempleo; que creció en 28% a nivel nacional, 42% en el área urbana y 4% en el área rural.

La investigación subraya que el aumento del subempleo no se correlaciona con la reducción del sector informal de la economía. Al contrario, la informalidad creció a la par del subempleo.

En conclusión, el informe sostiene que la calidad del trabajo se ha visto perjudicada por la Ley de Apoyo Humanitario. El incremento de personas en condiciones de precariedad laboral y desempleo es innegable.

También destaca que las mujeres son las más afectadas por la pérdida de empleos adecuados. Además, señala que se han visto forzadas a buscar trabajo, aún en condiciones de precariedad e informalidad, para compensar la caída de ingresos en sus hogares.

Lo último