Gobierno deja a su suerte a los migrantes ecuatorianos en México

Quito, 16 sept (La Calle).- Gravísimo. Así califica la asambleísta Mónica Palacios al problema de los compatriotas deportados, de la frontera entre México y Estados Unidos. Una situación a la que el Ejecutivo y la Cancillería le han dado la espalda.

«En el mes de julio tenemos aproximadamente 20.000 deportados de los Estados Unidos y México. En este momento, en EE.UU existen las deportaciones rápidas. Es decir, los migrantes no tienen derecho a un abogado o un juez, tampoco a quedarse en un refugio estadounidense. Son deportados inmediatamente a México», explica la asambleísta a Radio La Calle.

Palacios explica que las autoridades migratorias los hacen caminar de regreso a México. Muchos se quedan en ciudad Juárez, una de las más peligrosas de ese país. Si sus familiares les envían dinero pueden regresar acudiendo a los ‘coyotes’.

Segunda ola migratoria

«Estamos viviendo una segunda ola migratoria después de la de 1990, que expulsó a dos millones de ecuatorianos. La característica de esta segunda ola es el uso de niños, niñas y adolescentes como pasaporte de entrada a Estados Unidos», indica la funcionaria.

Los coyoteros mienten a las familias diciendo que las políticas migratorias de Biden permite ingresar con niños a ese país. «Esto es totalmente falso porque Biden utiliza el sistema de deportación rápida», añade la funcionaria.

Deportación

Palacios expresa que Biden continua la política de Barack Obama donde, si un ciudadano con rasgos latinos no podía presentar sus documentos, era apresado y regresaba a su país. «Estás mismas políticas continúan con Trump y Biden. No existe ninguna política de migración», dice.

Además, está el aumento de vuelos clandestinos a México desde Latacunga; entre uno y tres, dónde viajan niños que son transportados por coyotes. «En México existe la ley de que si no viaja por turismo lo aprendan y se queda en un refugio de migrantes».

¿Y el gobierno?

La Cancillería ecuatoriana no está haciendo las deportaciones a tiempo, explica la legisladora. «Hace una semana hubo 137 ecuatorianos retenidos en la CDMX. No es culpa del Estado mexicano, ya que hay demasiada gente. Sino que Cancillería tarda al menos semana y media en registrarlos, ver que sean ecuatorianos».

Palacios agrega que el Estado mexicano paga por las deportaciones. «El gobierno de ese país debe esperar a que Aeroméxico tenga disponible un asiento para que el ciudadano regrese».

La legisladora alerta que existe un problema gravísimo y en su visita a México, el presidente Lasso, solo habló de un tratado de libre comercio y no de la migración.

Trabajo desde la Asamblea

Desde su curul, Mónica Palacios trabaja un proceso de fiscalización a la Cancillería. «He pedido al canciller (Mauricio Montalvo) que comparezca en la Comisión de Relaciones Internacionales y Movilidad Humana. Una y otra vez, el canciller se ha burlado de las necesidades del pueblo migrante. Que es culpa del gobierno anterior. Es una vergüenza lo que está pasando», dice.

Desde enero hasta agosto de 2021, 90.000 ecuatorianos han salido del país. Solamente en julio, 400 niños abandonaron Ecuador y aún no regresan. «Vamos a llegar a las últimas consecuencias, que sería el juicio político al canciller Montalvo», señala.

Palacios indica que la próxima semana, el presidente viajará a México y Estados  Unidos. En su agenda no consta el tema de la migración.

Lo último