Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Familiares de ppl denuncian graves torturas al interior de las cárceles

Quito, 27 jun (La Calle).- Organizaciones sociales y familiares de personas privadas de la libertad (ppl) denunciaron la crítica situación al interior de las cárceles desde la militarización ordenada por el presidente Daniel Noboa.

”Visitas, salud y alimentación”, era el eco de una decena de personas a los exteriores de la Asamblea Nacional.

Activistas, madres, amigos, esposas y hermanos tenían desgarradores testimonios por contar. Ellos afirmaron que la condición de los centros penitenciarios en materia de derechos humanos empeoró desde que el primer mandatario ordenó que las Fuerzas Armadas (FF.AA) vigilen las cárceles de manera indefinida.

Desde varias provincias del país llegaron hasta la Comisión de Garantías Constitucionales a denunciar lo ocurrido. Tras una larga comparecencia, los legisladores de la mesa parlamentaria se comprometieron a llevar la investigación de los casos expuestos hasta las últimas instancias.

Las historias detrás de las rejas

blank
Según testimonios, en el mejor de los casos los ppl se alimentan una vez al día con una vaso de agua y un plátano. Varios presentan un cuadro crítico de desnutrición. Foto: Alisson Guaynalla

El pasado 25 de junio, un ppl de la cárcel de Latacunga identificado como Argenis Peña falleció por un cuadro de inanición crónica, es decir, la forma más extrema de desnutrición. El cuerpo debería ser entregado a sus familiares, sin embargo, activistas indicaron con preocupación que entierran a los ppl en fosas comunes.

Para Gabriela Anangonó, esposa de un ppl, desde el 13 de enero el país vive una crisis carcelaria. Manifestó que en esa misma cárcel hay personas enfermas con tuberculosis, hepatitis, gastritis crónica y hasta mujeres embarazadas de tres y cuatro meses que no reciben la atención médica adecuada.

Asimismo, Odalys Cayambe, activista trans y expresidiaria, denunció que en la Penitenciaria del Litoral, 22 mujeres trans fueron mutiladas, y recibieron torturas con pinzas y corriente eléctrica. También indicó que hay migrantes que están desapareciendo de las cárceles y las autoridades no llevan su registro.

Mayra Carranza, quien tiene dos hijos privados de la libertad, denunció la falta de atención médica y malos tratos por parte de las FF.AA. Relató que durante su permanencia en la salida de Penitenciaría del Litoral evidenció que hay presidiarios que salen con problemas físicos.

Abuso de poder

blank
”Ni cuando las cárceles eran dominadas por grupos criminales existía tanta vulneración a los derechos humanos”, dice los familiares de ppl. Foto: Alisson Guaynalla

Evelyn Herrera, esposa de un ppl, acudió desde Machala para denunciar lo que ocurre al interior del centro penitenciario del cantón. Además de la prohibición de visitas, señaló que existe maltrato por parte del personal militar ya que a los reos ”les tiran la comida en la cara” y ”les ponen gas”.

Cade mes, los familiares envían útiles de aseo que no llegan a las manos de los ppl, ya que, a manera de tortura, los militares estarían desechando estos implementos.

Actualmente, existe el caso de dos jóvenes en agonía, uno por desnutrición y otro por el maltrato al que fue sometido al interior de la cárcel. La tuberculosis también es otra plaga que amenaza la salud de los presidiarios debido a que todos se alojan en una misma celda sin aislar a las personas que padecen esta enfermedad contagiosa.

Manuel Minga, desde la provincia de Napo, advirtió que durante un mes atendieron la alimentación de sus familiares. Expresó que teme por su vida e integridad física al denunciar lo que está sucediendo en las cárceles del país y la administración de justicia. Informó que en el caso de la cárcel de Archidona existen casos de malos tratos y daños en la salud de los PPL. (AGM).

Publicidad