Exvicecanciller califica como «limitada e improvisada» la designación de Juan Carlos Holguín

Quito, 05 ene (La Calle).–  Ante el sorpresivo anuncio que dio el 2 de enero  el Presidente Guillermo Lasso sobre el nuevo cambio en la Cancillería, el exvicecanciller del Ecuador, Fernando Yépez, analizó la polémica designación, durante una entrevista en Radio La Calle.

En un tweet, Guillermo Lasso mencionó que el cambio está pensado para el fortalecimiento del equipo de trabajo de esta cartera de estado y así, intensificar el principal objetivo del Gobierno y del país en la consolidación de la política exterior, que ha estado descuidada. 

Por su parte, el exvicecanciller sostuvo que “con la  designación de Juan Carlos Holguín como canciller de la República, no se puede improvisar en esos cargos con tanta irresponsabilidad. Evidentemente, es una designación extraña dentro de los perfiles ecuatorianos».

Según Yépez, es necesario cuestionar este tipo de particularidades que vienen desde las facultades del Gobierno, más aún, cuando se trata de cargos sensibles donde se exigen perfiles profesionales , trayectoria nacional , intelectual, representatividad social y que estén vinculados al trabajo y el ejercicio que demandas las carteras de estado.

Juan Carlos Holguín fue designado embajador itinerante ad-honorem para temas estratégicos del país y, según dijo, a través de twitter, su mayor logro fue la obtención de más fármacos contra el coronavirus, mediante lo que denominó «la diplomacia de las vacunas», donde según sus palabras esto también fue parte de una serie de conversaciones con EE.UU., China, España, México y Canadá.

El criterio técnico

«Los errores en nuestra historia, por la improvisación, nos ha dejado malas experiencias. En ese sentido, con la designación de Holguín que es un empresario y experto en Marketing Digital Deportivo puede que la tarea que le ha confiado el ejecutivo no tenga el mismo alcance que con una persona que verdaderamente se ajuste al perfil», mencionó Yépez.

Expresó, además, que desde el retorno de la democracia 1979 Ecuador ha tenido cancilleres con una diversidad de perfiles; muchos de ellos reconocidos por su experiencia y trayectoria en términos de política exterior, pero que han sabido ajustarse a la necesidad del momento y de la gestión de las relaciones exteriores. 

Ejemplificó que en la proyección internacional, el trabajo fuera del territorio nacional  y la crítica, no debe inscribirse en función de  la lógica de los gobiernos anteriores , sino que es necesario superar y buscar alternativas analíticas y reflexivas ante este tipo de designaciones limitadas como la de Juan Carlos Holguín.

Ante las negociaciones comerciales, expresó que “son tareas muy especializadas, jurídicas, políticas, técnicas; no es cuestión de empresarios”. Explicó que la presencia y el rol de los empresarios en estos temas son la de aportar, asesorar, ayudar, y participar con su conocimiento en temas específicos, ya que la visión de negociación demanda una mirada de Estado y que  busca aglutinar otras habilidades y otras concepciones.  

Finalizó su análisis, insistiendo que la Ley Orgánica de Política Exterior es muy clara y que impide que , casos como el de Oquendo se naturalicen en la política nacional. Lo de Oquendo es un caso emblemático de  desconfianza  de los funcionarios de carrera y contratando a personas,  amigos , familia como cuota política, lo que se resumen en una alternativa muy dañina para la gestión internacional” , aclaró Yepez.

Lo último