Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Escasez de productos en Galápagos se agudiza por el débil sistema de transporte de carga

Quito, 18 jul (La Calle).- La cadena de abastecimiento para Galápagos depende tan solo de dos barcos, esto significa que si uno de ellos se avería, como ocurrió en marzo pasado, toda la logística se rompe y la situación se complica aún más.

Esto generaría implicaciones significativas en términos de disponibilidad y la eficiencia de la entrega de productos a la región, haciendo que se genere una crisis alimentaria para sus más de sus 33 000 habitantes, reportó Ecuavisa.

Cuando esta cadena falla, los residentes se enfrentan a una situación desesperante al quedarse sin cilindros de gas, lo que les obliga a recurrir a métodos tradicionales como cocinar con carbón o leña, que pueden obtener de las áreas rurales.

Afectación de negocios locales

El impacto económico de esta situación se ha evidenciado en la isla Santa Cruz. De acuerdo a la Cámara de Turismo, al menos 60 de los 400 restaurantes existentes tuvieron que suspender sus operaciones en junio debido a la escasez.

Más de 300 hoteles también enfrentan dificultades para obtener productos necesarios para alimentar a los turistas.

En algunos casos, para evitar despidos y mantener sus negocios a flote, se ven obligados a reducir las horas laborables de sus empleados para sobrevivir económicamente y proporcionar sustento a sus familias, así como abastecer a los más de mil turistas que visitan las islas diariamente, incluso durante tiempos de escasez.

Especulación

A puertas de temporada turística, los precios de los productos comienzan a especularse y aumentar considerablemente. Por ejemplo, un saco de papas que en el continente costaría USD 15, en Galápagos llega a alcanzar los USD 60.

A esto se suman largas filas de personas esperando para adquirir alimentos básicos y gas, haciendo que el tiempo promedio para conseguir alimentos -que normalmente sería de 15 minutos- se extienda a una hora.

Las Fuerzas Armadas (FF.AA.) intentaron abastecer mediante seis vuelos logísticos, sin embargo, no lograron surtir adecuadamente las perchas de las tiendas con los 3 mil kilogramos de productos enviados desde el puerto de Guayaquil. (M.W.S.)

Publicidad