- Publicidad -

El salvataje familiar (Opinión)

-

- Publicidad -

El salvataje familiar, por: Segundo Morocho

La mayor parte de los candidatos de la república repiten hasta el cansancio que los mil dólares a un millón de familias es un acto populista y demagógico. “Hay que enseñarles a pescar”, dicen. “Lo único que fomenta es la vagancia”, refrendan una y otra vez. Hasta quienes se identifican con la “izquierda” usan este argumento para denostar el salvataje familiar que propone el candidato Arauz. Da la sensación que apoyar a las familias ecuatorianas, en su mayoría golpeado por la pandemia, es un acto repudiable. Sin embargo, a continuación, veremos tres salvatajes bancarios a las familias más ricas del país, que se llamó apoyo a la reactivación económica.

Entre 1982 y 1983 se produce el primer salvataje bancario. La sucretización de las deudas privadas que fue trasladada al Estado ecuatoriano. Según el diario El Telégrafo (2014), el expresidente Oswaldo Hurtado, mediante decreto ejecutivo 2085 el 23 de septiembre de 1983 permitió que el Banco Central del Ecuador (BCE) asuma la deuda privada que adquirieron industriales y banqueros con la banca internacional. Dicha medida irresponsable aprobó que el Estado ecuatoriano quede como garante hasta el monto de US$ 1.600 millones.

Este acontecimiento inhumano no fue corregido por el entonces expresidente León Febres Cordero (+). Al contrario, amplio los beneficios para el sector privado: se extendieron los plazos, postergó las amortizaciones y congeló la tasa de interés en 16%, cuando la tasas a nivel comercial estaban sobre el 28%. En consecuencia, al no existir informes claros de seguimiento del pago de la deuda por parte del BCE, permitió que se sucretice créditos ficticios y créditos irrecuperables (Robles, 2017; Comisión de Auditoria Integral del Crédito Publico, 2008, pp. 33-35).

El segundo salvataje bancario de produce a finales de 1999. Se comienza a fraguar este atraco al pueblo ecuatoriano desde 1992, en el gobierno del entonces Sixto Duran Ballen (+), y su vicepresidente el Ec. Alberto Dahik. Primero, se liberaliza el Sistema Financiero. El BC, en vez de crear políticas fuertes para regularizar a la banca y asumir el control financiero para evitar desmanes por parte de los banqueros, asume, básicamente funciones monetarias y cambiarias. Segundo, no satisfechos con quitarles funciones vitales al BC para el control de la banca, en 1994 se aprueba La ley de Instituciones Financieras.

Los mentalizadores fueron Dahik y la entonces presidenta de la Junta Monetaria (JM) Ana Lucía Armijos. Liberalizaron las tasas de intereses, y, quizá lo más importante, permite que la banca amplíe sus actividades y diversifiquen sus negocios a partir de los créditos vinculados; estos créditos se realizaban a los mismos accionistas o administradores en beneficio de sus empresas (ECUAVISA, 2012; Ecuador TV, 2017; (Telégrafo, 2017b)

Al no existir políticas de control financiero, muchos de esos préstamos se adjudicaron a empresas fantasmas y, a la par, se produjo la salida de dividas o denominado los depósitos extraterritoriales a los paraísos fiscales. Para 1994, los banqueros, en un libertinaje financiero total, adquieren el máximo poder económico y político. En consecuencia, en 1999 se produce el feriado bancario, siendo el mayor atraco por parte de los banqueros al pueblo ecuatoriano, al congelar los depósitos de todos los ecuatorianos a un tipo de cambio de 5 mil sucres por 1 dólar.

Cuando se empezó a devolver, se devolvió a otro valor cambiario de 25 mil sucres 1 dólar. Obligándoles a recibir de manera arbitraria menos el 40 o el 60 % de su dinero. Miles de ecuatorianos migraron, muchos se suicidaron como consecuencia del shock económico. Nuevamente, el Estado ecuatoriano se hizo cargo de la pérdida de más de 8 mil millones de dólares (Telégrafo, 2017a; Mesias, 2002)

Ahora, cuando se pone las políticas publicas al servicio de la gente con el salvataje familiar y, al mismo tiempo, se pueda recuperar la economía del país, se le llama populismo. La gente que reciba los mil dólares, no lo van a sacar a paraísos fiscales. Empezaran a pagar las deudas en la tienda, medicinas que necesitan de urgencia, etc. Esto activará la economía. Por sentido común, si se recupera el poder adquisitivo de la gente, la economía en general se recupera.

Lee más artículos de opinión aquí.

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Por favor ingresa su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad-

LO ÚLTIMO

La CCE presenta la obra “Jallupacha y Pawmi Raymi”, Tiempo de la mujer

Roger Gutiérrez, redactor. Quito, 2 Mar (Radio La Calle).- La Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión presenta hoy 2 de marzo, la obra “Jallupacha...

Después de hundirlo, Lenín Moreno abandona el barco de AP

El presidente de la República, Lenín Moreno presentó su desafiliación al movimiento Alianza PAIS.

El invierno visibiliza la triste realidad de los manabitas

Gema Valdez Vera, redactora Quito, 24 feb (La Calle). – Cantones manabitas afectados por deslizamientos de tierra e inundaciones tras las intensas lluvias desde inicios...

El Ministerio de Salud tiene 15 días para entregar la lista de vacunados

el Ministerio de Salud Pública (MSP) tiene 15 días para, entre otras cosas, presentar la lista de vacunados contra el Covid-19.

El debate de segunda vuelta tendrá otra vez un Comité de Debates, explica consejero Cabrera

El Consejo Nacional Electoral (CNE) convocará nuevamente un Comité Organizador de Debates para armar las preguntas y demás elementos del debate de la segunda vuelta.

Municipio de Quito no está de acuerdo con el retorno a clases presenciales

El Municipio de Quito cree que no es una buena decisión realizar el plan piloto de clases presenciales que anunció el Ministerio de Educación.
11,1k Seguidores
Seguir