Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

El Papa Francisco se solidariza con las víctimas del inclemente clima en Ecuador

Quito, 07 feb (La Calle).- El Papa Francisco expresó sus condolencias por los fallecidos, heridos y daños materiales que produjeron las fuertes lluvias en el país.

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana emitió las declaraciones del Papa Francisco, según un comunicado del cardenal Pietro Parolin.

El documento replicado en torno a las palabras emitidas por el Papa Francisco señala «El Santo Padre, profundamente apenado al conocer los desastres naturales que están afectando a esa amada nación y que han ocasionado tantas víctimas y daños materiales, ofrece fervientes sufragios por el eterno descanso de los fallecidos»,

Ante ello, el Obispo de la Iglesia Romana «suplica al Señor que conceda consuelo a los deudos y a cuantos sufren en estos momentos de dolor e incerteza, y que sostenga con sus gracias a todos los que están comprometidos con la búsqueda de los desaparecidos y con el arduo proceso de reconstrucción de las zonas devastadas».

El escrito concluye señalando que el Papa Francisco, extiende su oración a la Virgen del Quinche para que «interceda ante su hijo Jesucristo por todos los hijos e hijas del Ecuador afectados por esta catástrofe».

Zonas afectadas por fuertes lluvias

Las intensas lluvias del 31 de enero provocaron que la quebrada El Tejado colapse y provoque un deslizamiento de rocas y lodo. Los sectores más afectados por el aluvión fueron La Gasca y La Comuna, al norte de la capital.

El Comité de Operaciones de Emergencias (COE) del Distrito Metropolitano de Quito actualizó las cifras que dejó el suceso. Hasta el momento se registran 28 fallecidos, 52 heridos, 160 familias afectadas y un sinnúmero de daños materiales. Según reportes preliminares, de las personas heridas 41 fueron dadas de alta, 10 se mantienen hospitalizadas. Mientras que una se encuentra en estado crítico.

Por otro lado, el invierno generó deslizamientos de tierra en Imbabura y Azuay. Afortunadamente no se registraron decesos, heridos o desaparecidos en los derrumbes. Contrario a ello, en Cotopaxi, Los Ríos y Guayas hubo un desbordamiento de los ríos. El desastre provocó damnificaciones en viviendas y familias de las tres provincias en mención.

Publicidad