El mundo católico recibe al Viernes Santo con casi 100 mil fallecidos por Covid-19

Quito, 10 abr (La Calle).- Los 1.300 millones de católicos del mundo reciben este Viernes Santo con la cruenta noticia de que el Covid-19 ha provocado el fallecimiento de cerca de 100 mil personas y más de 1,6 millones de ciudadanos infectados en todo el planeta, según el más reciente recuento de la AFP.

El encierro al que esta pandemia ha confinado al planeta ha provocado imágenes nunca pensadas como una delegación minimalista en la inmensa plaza de la Basílica de San Pedro en Roma reviviendo para millones de internautas y telespectadores el Camino de la Cruz, el calvario de Jesús, desde su condena hasta su crucifixión y su muerte.

Otra espacio de celebración que se ha visto afectado es Tierra Santa y la Iglesia del Santo Sepulcro, un lugar al que el año anterior llegaron alrededor de 25 mil personas en Semana Santa.

El papa Francisco, líder de la iglesia católica, ya ofició la misa del Jueves Santo, que recuerda la Última Cena de Jesús, frente a  un reducido número de asistentes, ante quienes recordó a los «más de sesenta curas muertos en Italia mientras se ocupaban de enfermos en los hospitales». 

Covid-19 en el mundo

El Covid-19 no da respiro a Nueva York. Tras una amarga semana rompiendo récords de nuevos fallecidos diarios por el virus, el estado alcanzó este viernes los 159.937 contagios.

Italia es el país más afectado de Europa, con 18.279 fallecidos por la pandemia. España ocupa el segundo lugar, con 15.843 decesos. Este país registró el viernes la cifra diaria más baja de fallecidos por COVID-19 desde el pasado 24 de marzo, con 605 decesos.

En Ecuador, el informe más reciente de avance del virus dejó, según información oficial, 4965 contagios y 272 fallecidos. Guayaquil es la ciudad más afectada del país suramericano y la que peor ha manejado la crisis sanitaria.

Lo último