RADIO EN VIVO

Radio en Vivo

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

¿Cómo le va al once ecuatoriano campeón del Sudamericano sub-20 de 2019?

Quito, 23 ene (La Calle).- Puede afirmarse que la competencia de la categoría sub-20 es el preámbulo idóneo, el último escalón previo al máximo roce internacional. Por desgracia, la consabida pandemia por el COVID 19 supuso la cancelación de los torneos formativos desde 2019 hasta el vigente 2023, lo que se tradujo en un especial perjuicio para las naciones sudamericanas, que, en el correoso proceso eliminatorio, dependen de estas instancias para saber cómo vigorizar con el talento de la nueva camada a la selección absoluta. En este contexto, analizaremos el derrotero del once titular del último partido de Ecuador en la quinta fecha de la fase final del Campeonato Sudamericano de 2019, edición en la que el conjunto de “La Tricolor” se alzó como campeón incuestionable, para ratificar su valía con la histórica obtención del tercer puesto en el Mundial de Polonia. Si quieres apoyar a estos jóvenes futbolistas puedes hacerlo al descargar betcris y realizar apuestas en favor de sus clubes.

Arquero – Wellington Ramírez

Si bien la posición del golero en el fútbol es, probablemente, la que dilata más los tiempos de la carrera, lo cierto es que hay escuetas excepciones como la de Gianluigi Donnaruma en el Milan que truncan estos esquemas. En ese sentido, Ramírez, sin haber cumplido todavía los dieciocho años, consiguió defender el arco de Independiente del Valle en el marco doméstico de la liga, y que sus actuaciones le llevaran a la Real Sociedad “B”, en la que no consiguió terminar de asentarse, y regresó a la titularidad del “Negriazul”. A la fecha jugó dos partidos con la selección mayor de Ecuador.

Lateral – Richard Mina

Reciente fichaje de la Liga de Quito, a la que llegó tras obtener la Serie A con el Aucas, en un torneo en el que su actual club realizó un discreto papel, quedando por debajo del mencionado vencedor, pero también de Independiente del Valle y la Universidad Católica. No ha disputado ningún encuentro con la absoluta del país todavía.

Zaguero – Jackson Porozo

El baluarte defensivo de Ecuador en el torneo y, además, el mejor y más consistente central durante todas las fases en general. Pudo jugar incluso inmerso en una situación complicada con el Santos de Brasil, y actualmente milita alternando en un satélite del Grupo City, el E. S. Troyes A. C. de Francia. Jugó dos partidos del Mundial de Qatar, partiendo como titular ante Países Bajos, y está llamado a ser la pareja del zurdo Piero Hincapié durante el próximo lustro.

Zaguero – Gustavo Vallecilla

Pese a que, debido a la competencia férrea, solamente disputó un partido con la selección ecuatoriana, lo cierto es que ha conseguido, tras varios pasajes por grandes vernáculos, llegar a Estados Unidos, y obtener buenas prestaciones con el F. C. Cincinatti que le valieron la venta al Colorado Rapids.

Lateral – Diego Palacios

Una situación peculiar, debido a que fue al Sudamericano jugando en el destino exótico del Willem II neerlandés, y lo cambió tras la gesta por uno más habitual para los ecuatorianos, Los Angeles F. C. de Estados Unidos, institución en la que su participación ha ido in crescendo en cantidad de cotejos. Fue suplente de Pervis Estupiñán en Qatar.

Volante – Gonzalo Plata 

Uno de los futbolistas más desequilibrantes de esta generación, que consiguió destacar incluso más en el Mundial de la categoría que en el Sudamericano. Si bien no pudo asentarse plenamente en el Sporting de Lisboa -al que, recordemos, llegó por el subcampeonato de Libertadores con Independiente del Valle -y fue a probar suerte al Valladolid en La Liga, lo cierto es que fue crucial en la obtención del pasaje al Mundial y disputó los tres partidos del grupo A. Jugador de selección.

Interior – José Cifuentes

Parece existir cierta tendencia entre los futbolistas jóvenes de Ecuador de migrar al trampolín de Estados Unidos, tal vez porque equilibra buenos salarios con competitividad y, a diferencia de Europa, es más laxo con la necesidad de un pasaporte comunitario. Tal es el caso de Cifuentes, que llegó de América de Quito a LAFC y se volvió un mediocampista indispensable en su alineación titular. Ingresó desde el banco contra Qatar y Senegal en el Mundial.

Interior – Sergio Quintero

Puede que, en retrospectiva, el ex Imbabura Sporting Club sea el jugador con una trayectoria más modesta hasta la fecha. Actualmente es suplente en el SD Aucas, al que llegó en condición de libre tras recalar fugazmente en el SC Covillã de la Segunda División de Portugal.

Volante – Alexander Alvarado

Tras sendos préstamos en el Orlando estadounidense, regresó a Liga de Quito, en la que el veloz extremo izquierdo consiguió mostrar todo su fútbol esplendoroso en su máxima expresión. El “Nene”, sin minutos casi en la MLS, logró un 2022 pletórico en Ecuador, anotando diez tantos desde la banda en 27 encuentros. Jugó, hasta la fecha, apenas tres partidos con la selección.

Mediapunta – Jordan Rezabala 

Otro deportista que, como Quintero, no ha obtenido la regularidad necesaria para ser un nombre que arribe a la selección mayor. Luego de no contar en Tijuana, bailó prestado entre varios equipos de Ecuador sin conseguir destacar hasta el 2022 con Guayaquil City. Aucas, para este 2023, le ofrece una nueva oportunidad.

Delantero – Leonardo Campana

Líder absoluto de Ecuador y goleador del torneo, a Campana se le vislumbraba un futuro fulgurante que, si bien es evidente que no ha podido consumar, aún puede ser auspicioso ante una posible renovación, máxime ahora que parece haber encontrado un sitio prolífico para crecer en el Inter Miami, lejos de experiencias insípidas por Inglaterra, Suiza y Portugal. El viejo continente no le ha sentado bien, pero el ariete de Guayaquil continúa buscando su redención en tierras norteamericanas.

Lo último