Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Cherres se escondía en casa que alquiló un involucrado en el caso León de Troya

Quito, 6 sep (La Calle).- Rubén Cherres, un involucrado en el caso Encuentro, estaba escondido en una casa que alquiló uno de los empresarios investigados por el caso León de Troya. El caso conocido como “El Gran Padrino” también involucra al presidente Guillermo Lasso y su cuñado Danilo Carrera.

El empresario rentó el domicilio después de que la investigación periodística de La Posta revelara posibles nexos de Cherres con la mafia albanesa. Juan Carlos Reina, uno de los 19  personajes que la Policía investigó por supuestos vínculos con el narcotráfico y la mafia albanesa, firmó el contrato de alquiler.

Reina habría mantenido una conversación con Cherres en la que acordaban encontrarse con una persona en Quito, misma que sería la que se iba a encargar de llevar droga al extranjero, según Plan V. Además, este implicado es el hijo del fundador del Banco de Guayaquil.

El asesinato de Cherres

Rubén Cherres fue asesinado el 30 de marzo en un domicilio de Punta Blanca, provincia de Santa Elena. Su cuerpo fue encontrado junto al de otras tres personas, los cadáveres presentaban marcas de tortura, estaban “maniatados” y con varios “impactos de bala”.

Después de tanto, Lasso declara “primordial” la lucha contra la corrupción

Cherres y la mafia albanesa

El pasado 16 de enero, se revelaron audios en los que se escucha a Cherres recalcaba su influencia sobre el gobierno, al punto de elegir a personas para cargos públicos a cambio de dinero. Inclusive, habría pactado citas y conversaciones con el canciller Juan Carlos Holguín o Danilo Carrera (también implicado), cuñado del presidente Guillermo Lasso. (Según trascendió en las revelaciones, Cherres y Carrera eran “mejores amigos”). El material fue investigado por Fiscalía.

Posteriormente, el 13 de febrero, nuevamente La Posta expuso información correspondiente a un informe de Inteligencia de Antinarcóticos. Ese informe, se establecieron posibles nexos entre carteles de narcotráfico y el gobierno nacional. El nombre de Cherres, volvió a aparecer en los documentos. Dicho informe se gestó a mediados de 2021.

Las repercusiones de dicho informe fueron tales que, ese mismo 13 de febrero, Andersson Boscán, de La Posta, compareció ante la Asamblea Nacional para detallar cuáles eran los supuestos vínculos entre el gobierno de Guillermo Lasso con la mafia albanesa. Además responsabilizó al Estado ecuatoriano de cualquier ataque contra su integridad física y la de su equipo, a partir de ese momento.

León de Troya

La investigación denominada León de Troya detallaba que supuestamente Lasso tenía conocimiento de la participación de la mafia albanesa en Ecuador. Además, el propio Villavicencio reafirmó esta teoría.

También, unos audios difundieron conversaciones entre los exgenerales de policía, Geovanny Ponce y Mauro Vargas con la excomandante Tannya Varela.  En la conversación se habla sobre la investigación policial León de Troya, la mafia albanesa y la cercanía de su cuñado, Danilo Carrera.

El material develó que los implicados “recomendaron” que se archive esa investigación para “no afectar la honra del jefe de Estado”. (DCJ)

Publicidad