Quito, 01 oct (La Calle). – El Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (EPN) registró este jueves una nueva emisión de ceniza del volcán Sangay, con una altura de 870 metros sobre el nivel del cráter.

El informe de la institución considera que según el modelo de dispersión habría “material volcánico en la zona occidental del volcán; ello dependerá de las variaciones en la altura y contenido de ceniza, así como de la dirección de los vientos”.

Silvana Hidalgo, directora del Instituto Geofísico de la EPN, dijo para Radio La Calle que la actividad es menor a lo que sucedió el pasado 20 de septiembre.

“La actividad que tenemos es de nivel menor a lo que sucedió el 20 de septiembre. Las columnas alcanzan entre uno y dos km de altura, entonces, la dispersión de ceniza tiene un menor alcance”, aseguró Hidalgo.

Hay zonas que han sido afectadas, como la parroquia Cebada en San Nicolás donde “hubo caído de ceniza. Y en las zonas relativamente proximales al volcán”, añadió.

Según la experta, en los próximos días se esperan registros leves en la actividad del Sangay, Sin embargo, si ocurriera lo del 20 de septiembre, se espera un incremento importante de la sismicidad y columnas elevadas de ceniza.

Aún así, es difícil anticiparse a dar un pronóstico a corto plazo de la situación. Por ello, las autoridades piden mantener la calma y sujetarse a las medidas de seguridad.

Actividad en 2020

El 20 de septiembre pasado, el volcán Sangay registró una gran emisión de ceniza, que por las corrientes de viento llegó hasta las provincias de Bolívar, Chimborazo, Manabí y Santa Elena.  

El Volcán Sangay es el último volcán al sur del Ecuador, ubicado en la Cordillera Real, en la provincia de Morona Santiago. Es uno de los volcanes más activos del Ecuador, manteniéndose en actividad eruptiva constante desde 1628, explica el Geofísico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *