Los voceros gubernamentales se ha convertido en fantasmas silenciosos

Quito, 18 feb (La Calle) . –  El 27 de enero, el ministro Juan Carlos Zevallos realizó su último pronunciamiento en cadena nacional. Indicó que no iba a disculparse por vacunar a su madre en la fase cero o plan piloto que el gobierno desarrolló contra el COVID-19. El ministro es parte de los voceros de Moreno que han hecho «mutis por el foro» en los últimos meses de este gobierno.

“Si fue o no una imprudencia política de mi parte, no lo sé, no soy político. No entiendo de política. Ahora bien, si alguien desearía que dentro de este proceso deje fuera a mi madre o a cualquier otra persona, debo decirle que difiero, con todo respeto, de ese criterio”, dijo en esa ocasión.

Las declaraciones tuvieron repercusiones. El defensor del Pueblo pidió la investigación de Fiscalía por un presunto tráfico de infulencias y la Asamblea Nacional procesa dos juicios polìticos en su contra. Sin embargo, el ministro no ha emitido pronunciamiento y el seguimiento del plan de vacunación aparece por boletín de prensa.

Voceros fantasmas

Rocío González de Moreno no solo es primera dama también es secretaria técnica del Plan Toda Una Vida que lleva adelante el gobierno. Aunque sus entrevistas en medios de comunicación son limitadas, la última vez que hizo una aparición pública fue el pasado 24 de enero en la corte que acompañó al presidente en su viaje a Estados Unidos.

La última declaración del secretario de Gabinete de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán fue el 27 de enero para indicar que el presidente Moreno se vacunó en la semana que llegó el primer lote de vacunas.

“El presidente ya se vacunó. Se vacunó la semana pasada. Nosotros esperaremos a que nos corresponda en términos de edad”, dijop a un medio internacional mientras estaba en Washington con el mandatario.

Por otra parte, el ministro de Telecomunicaciones, Andrés Michelena no ha emitido palabra sobre la investigación que Fiscalía lleva en su contra desde el año pasado por presunto delito de peculado. Investigación que Fiscalía dejó en el limbo. “Es una calumnia, es mentir, es difamar. Yo soy de dueño de ninguna empresa de publicidad», expresó el pasado 28 de diciembre.

Lo último