Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Violencia en las cárceles dejó 362 muertos durante seis masacres

Quito, 09 may (La Calle). – Ecuador empezó el 2021 con un motín en las cárceles de Guayas (Penitenciaria del Litoral), Latacunga y Cuenca (Turi). La sangría dejó 79 muertos de las maneras más crueles: linchamientos, descuartizamientos, apilamiento y quema de cadáveres. Ese episodio fue un abrebocas de lo que vino después.

Dos meses después de que Guillermo Lasso se posesionara en la presidencia llegó la segunda masacre. El 21 de julio un motín en las cárceles de Latacunga y Turi dejaron 34 reos asesinados. El Gobierno fue enfático en decir que trabajarían en un plan para la rehabilitación carcelaria que evite más muertes de este tipo. Los responsables, según las autoridades, son las bandas delincuenciales. Los Choneros, aliados al cartel de Sinaloa en México, se dividieron en otras organizaciones delictivas: Los Lagartos, Los Lobos, Los Tiguerones, entre otros. Empezando una disputa desde el asesinato de alias JL, líder de los Choneros en diciembre de 2020.

El horror se produjo el 29 de septiembre cuando miembros de los pabellones 8 y 9 de la Penitenciaria del Litoral abrieron un agujero en el concreto que los separaba del pabellón 5. Decapitaciones, disparos, detonaciones de granadas que los reos mostraban por redes sociales en vídeo eran la prueba de un infierno terrible. Muchos de esos reos ya habían cumplido su pena o estaban condenados por delitos menores. 118 ciudadanos murieron en esa masacre.

En noviembre llegó otra, en la misma Penitenciaria. Durante Los enfrentamientos se produjeron en el pabellón número 2 donde se encontraban 700 presos aproximadamente. Las autoridades, en ese caso el Gobernador del Guayas, dijo que el vacío de poder por la liberación del líder de los Tiguerones generó la masacre. 68 reos fueron asesinados. En esa prisión del Guayas cada pabellón tiene un jefe que controla a los demás reos.

Puede interesarle: Lasso se tomaba un cóctel en plena masacre carcelaria

En 2022

En 2022, otra masacre llegó el 3 de abril en la cárcel de Turi en Cuenca. Una prisión que iba a recibir a reos del sur del país, pero que en los últimos años también aloja a prisioneros de provincias como Guayas. Miembros de la banda “Los Lobos”, de acuerdo con el ministro del Interior, Patricio Carrillo, fueron los causantes del motín que dejó 20 muertos. Los cinco líderes fueron trasladados a la cárcel de máxima seguridad “La Roca” en Guayas.

Finalmente, el 9 de mayo, la muerte se tomó la cárcel de Bellavista en Santo Domingo de los Tsáchilas con 43 muertos hasta el cierre de esta nota. El comandante general de la Policía, Fausto Salinas, atribuye el hecho a un cabecilla que fue trasladado a “La Roca”, pero por decisión de un juez, lo reubicaron en Santo Domingo.

La Comisión

Entre las acciones del Gobierno están: la creación de una Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación en diciembre de 2021. La Comisión conversó con los miembros del sistema penitenciario y concuerdan que deben existir cambios para eliminar la corrupción de miembros policiales y guías penitenciarios.

Uno de los miembros de esta comisión, Nelsa Curbelo, quien es experta en gestión de conflictos, renunció a ese puesto. Ella señaló que las cárceles no son centros de rehabilitación, sino “centros de castigos” y “escuelas de tácticas delincuenciales”. Que la decisión de habilitar “La Roca” no permite una verdadera rehabilitación de estos reos. MIB

Puede interesarle: Ecuador precisa medidas urgentes contra la violencia en las prisiones, este año han muerto 280 reclusos

Lo último

CNE niega formularios para la revocatoria del mandato del binomio Lasso – Borrero

Quito, 04 jul (La calle). - El Pleno del consejo Nacional Electoral (CNE) negó la solicitud de formularios para la revocatoria del mandato del...