Quito, 01 oct (La Calle). – El viceministro de Ambiente, Steven Petersen presentó este jueves su renuncia irrevocable. El motivo, según el funcionario, es el despido de más de 300 funcionarios de esa cartera de estado.

“Resulta preocupante los hechos ocurridos el 30 de septiembre cuando se realizó la desvinculación de 398 trabajadores de la institución. Este tipo de decisiones afecta gravemente a la gestión ambiental en el país. Más aún con la reserva que se manejó ese proceso”, dice parte de la misiva.

Petersen indica que está consciente de las dificultades que atraviesa el Estado ecuatoriano y los sacrificios que deben realizar como funcionarios públicos. Pero que no comprende la falta de gestión ante las autoridades de Finanzas para evitar el despido de los servidores públicos.

Estado Obeso

En una comparecencia ante la Comisión de Desarrollo Económico, el ministro de Trabajo, Andrés Isch indicó que los despidos en el sector públicos son necesarios para que los recursos del Estado deben utilizarse para los más necesitados y que su gasto sea eficiente.

El problema de liquidez y el incumplimiento de las obligaciones del Estado dice Andrés Isch, que se debe al tamaño del Estado y según sus declaraciones el Gobierno seguirá reduciendo plazas de trabajo en el sector público.

El pasado 30 de septiembre, el Ministerio de Ambiente, mediante un informe técnico, indicó la supresión de puestos fijos en esa institución pública. La Asociación de Guardaparques denunció el hecho y pidió una reunión con el ministro de Trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *