Quito, 10 oct 2020, (La Calle).-Joaquin Buckley, un fornido peso medio dijo al final de su combate  en el contexto del UFC Fight Island 5 contra Impa Kasanganay que había practicado esa patada. “Sabía que a Impa le gusta atrapar patadas así que lancé la patada y lo logré”, de esta forma el estadounidense se aseguró el bono extra de 50.000 dólares que entrega la organización por su desempeño.

Era el segundo round de una velada que tenía como pelea principal a Marlon Morales contra Sandhagen, ambos de peso gallo.

Buckley experto en acabar rivales en el primer asalto, se mostraba algo cansado, luego de un primer round muy intenso.

Impa buscaba un golpe significativo para llevarse la victoria, cuando Buckley lanzó una patada frontal.  Agarró la pierna derecha de su rival, fue entonces que, con el pie en lo alto decidió lanzar una patada con giro que impactó en la quijada al rival. Impa se quedó en pie unos segundos, mirando al techo del Fight Island de Abbu Dabbi, hasta caer, solo para recibir la finalización por parte del juez.

Muchos peleadores de UFC empezaron a calificar al desempeño del ganador como el KO del 2020. Probablemente sea así. La velada continuó con otras victorias igual de tempraneras que las de Buckley, pero ninguna con ese nivel de destaque. Bucley mejoró su récord a 11 victorias y tres derrotas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *