Quito, 10 oct (La Calle).-El Gobierno busca tanquetas antimotines para controlar posibles protestas, así lo informó el portal ecuatoriano Primicias.  El 14 de agosto de 2020, la Policía Nacional emitió las especificaciones técnicas para la compra de las cuatro tanquetas. Y dentro de las justificaciones para la compra, se detalla la descripción de la situación actual del sector, área de intervención y de la influencia.

En el primer punto de este apartado están “las amenazas a la seguridad de las naciones, como la pandemia originada por el coronavirus“. Se añade que esta pandemia no solo demanda servicios de seguridad ciudadana mientras dure la emergencia, sino también en el tiempo posterior.

Casi dos millones de dólares

El proceso de compras públicas para la compra de tanquetas antimotines fue lanzado por el Ministerio de Gobierno el 25 de agosto de 2020. El precio referencial de las tanquetas es USD 1.748.692.

El objetivo era adquirir cuatro vehículos blindados antimotines, tipo tanqueta, para el apoyo a la gestión de la Policía Nacional en las operaciones de control y restablecimiento del orden público.

La autorización para la compra la pidió Byron Vallejo, subsecretario de Policía, el 23 de agosto de 2020. Él también es el líder del proyecto Fortalecimiento de la Policía Nacional para Operaciones de Orden Público y Seguridad Ciudadana.

Según Vallejo, en un oficio dirigido a la ministra María Paula Romo, la adquisición de buses, camiones y blindados son parte del primer componente del proyecto que él lidera.

Con el visto bueno de Romo, el proceso se lanzó y se invitó a 240 proveedores locales para que presentaran sus ofertas, pero el Ministerio de Gobierno finalizó sin éxito el proceso contractual. Dos empresas nacionales manifestaron el interés de participar en el proceso. Sin embargo, los responsables administrativos y técnicos de la flota de vehículos de la Policía las descartaron.

De esta manera, la Cartera de Estado determinó que no hay producción nacional para los vehículos requeridos. Según la normativa, el camino que le queda a la Policía y al Ministerio es tramitar un certificado de no existencia de producción nacional y la autorización de contratación en el exterior.

La compra de tanquetas no es el único proceso de este tipo que el Ministerio de Gobierno impulsó durante la pandemia. También aparecen los procesos para la adquisición de material no letal para uso de la Policía Nacional. El primero se lanzó el 2 de junio de 2020 y el segundo el 2 de julio de 2020. Cada uno por un valor referencial de USD 2.742.680. El objetivo era la compra de granadas lacrimógenas triples.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *