Quito, 26 jul (La Calle).- El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural nombró al Tigrillo del cantón Zaruma, provincia de El Oro como Patrimonio Inmaterial del Ecuador. Este delicioso plato, que tiene al verde como protagonista, forma parte de la dieta diaria tanto de los zarumeños como de los demás ecuatorianos, acompañado siempre de una humeante taza de café pasado (mucho mejor que el soluble).

¿Por qué se llama tigrillo?

El nombre de este tradicional plato proviene de su preparación por parte de los antepasados de ese cantón. El plátano se asaba directo en las brazas, lo que volvía a la textura tostada en algunas partes. Después lo aplastaban con una piedra y al final unas manchas negras resaltaban en el color amarillo del plátano como la piel del felino homónimo.

¿Cómo preparar el tigrillo?

Para la preparación necesitaremos tres plátanos verdes, 5 huevos, 2 cebollas blancas, cilantro, mantequilla, achiote, queso rallado y sal. Lo primero es cocinar los verdes, después procedemos a majarlos con un tenedor o un mortero grande.

Con la cebolla cortada en cubos, el achiote y la mantequilla, hacemos un refrito. Agregamos los huevos, el queso rallado, el verde y cocinamos por varios minutos sin dejar de mover. Al final ponemos un cilantro rallado.

Al tigrillo podemos agregarle chicharon, huevo frito o carne de res. En el caso de los guayaquileños lo acompañan con un bistec de carne. Aunque el plato salió de Zaruma, las demás provincias le han ido agregando su toque personal (como la sal prieta que le da un sabor espectacular).

Así que si visitan Zaruma, no se olviden de desayunar un sabroso tigrillo, digno representante de nuestra gastronomía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *