Teníamos la razón, amada Nikita (Opinión)

Por: Alexis Ponce

La noticia publicada por Diario El Comercio hoy 14.05.2021 en su versión impresa de la sección «Salud», de que nuestro Hospital de los afiliados, jubilados y del país: el Hospital Carlos Andrade Marín (H-CAM) del IESS, el más grande del Ecuador, está sin fármacos ni insumos; confirma totalmente el acierto de la petición y denuncia pública que hicimos, ante la Defensoría del Pueblo, en nuestras redes sociales, en editorial publicado por Radio La Calle que incluso subió el mensaje en audio de Nelly Valbuena (Nikita) mi esposa y paciente oncológica, denuncia que ella le puso, y no contestaron, el gerente del H-CAM, con copia al jefe del Conadis y al Ministerio de Salud Pública (MSP), así como la denuncia de texto que escribí a 700 wasaps adjuntando tal testimonio los pasados 3 y 4 de mayo.

También fue evidente que, con la excepción de Radio La Calle y algún otro medio digital, no fue publicada mucho que digamos la frontal denuncia urgente hecha en audio por Nelly como paciente de cáncer con metástasis, ante la falta de medicinas y al ser informados que «se recibió la orden de no comprar ni adquirir nada como IESS hasta que llegue el nuevo gobierno y lo decida».

Por las evidencias empíricas sobre la falta de escrúpulos del señor Moreno, como por la falta de ética y avidez de ganancia de las mega-castas empresariales en el tema salud que han buscado siempre privatizar el patrimonio de los afiliados y jubilados, podría incluso esperarse que este vaciamento de insumos y medicinas del IESS y HCAM no sea solo por ineptitud, ni por «falta total de recursos», como los ingenuos sin formación lo creerán a pie juntillas y como la matriz oficial no tardará en imponerlo otra vez; sino que se lo podría estar provocando ex-profeso -mientras apoyan totalmente al sector empresarial de la salud y a las clínicas privadas- para que ¿tras el 24 de mayo? se quiera regalar «otra mesa servida»: la privatización de ‘la joya de la corona’ (HCAM e IESS), que lo han buscado desde 1984 hacerla infructuosamente.

Hoy la pandemia, el silencio de la opinión pública y la desorganización social, lo pueden permitir.

Conociendo como hemos conocido la opacidad de los procesos de privatizaciones en el Ecuador, América Latina y el mundo (ver «Sicko» gratis en youtube, la película de Michael Moore sobre la salud privada en los EEUU); nada extraño sería que incluso fuese una condición del FMI y BM para sus préstamos.

Muy dudoso resulta que decisión tan temible (y criminal en mi opinión) de no adquirir más medicinas ni insumos, en pleno colapso pandémico, con 54 mil «muertes inusuales» en Ecuador, medicinas que lo requieren para salvar la vida pacientes oncológicos y de otras enfermedades y para resistir la pandemia, no haya sido avisado, informado y discutido, por parte del actual régimen con el equipo de transición del nuevo gobierno.

Requerimos capacitar urgente a l@s pacientes y flias. vulnerables del Ecuador para que sepan defender la salud pública, el seguro social, los hospitales del Estado. Y para que los pacientes en riesgo, y hasta los afiliados, no aplaudan su propia destrucción y cercenamiento de derechos. «Nos han dominado más por la ignorancia que por la fuerza», escribió un profético Simón Bolívar hace dos siglos.

Nikita: tu indignación, tus lágrimas y tu denuncia, hoy se confirman una vez más.

Esperamos las decisiones de la fraterna Defensoría del Pueblo en el caso de Nelly y de los caballeros de la Corte Constitucional, cuya pasada resolución sobre el tema medicinas e insumos para pacientes de enfermedades catastróficas, no puede ser desacatada por el régimen ni el IESS ni el Estado.

Más artículos de opinión aquí.

- Publicidad-

LO ÚLTIMO