Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Suspender sesiones: El as bajo la manga de Guadalupe Llori para mantenerse en el cargo

Quito, 4 abr (La Calle). – Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional, ha suspendido en varias ocasiones, de manera abrupta, las sesiones del Legislativo. Esto, específicamente, luego de conocer la intención de varias bancadas legislativas de conformar una comisión multipartidista que evalúe a los miembros del Consejo de Administración Legislativa (CAL), presidido por ella.

Por ello, y luego de que informara que este martes, en una sesión del Pleno, viabilizará la conformación de una comisión evaluadora, la interrogante es si cumplirá con su palabra o volverá a usar su «as bajo la manga» para sostenerse en el cargo: la suspensión de sesiones.

Y es que, a pesar del anuncio de Llori, la creación de una comisión para evaluar al CAL no consta en el orden del día propuesto para la sesión de mañana.

Sus colegas asambleístas piden evaluación

Uno de los principales motivos para esta evaluación es la forma en que se califican las propuestas de leyes. Muchos sectores políticos han sugerido que Llori tiene acuerdos con el Ejecutivo y que opera en función y beneficio del Gobierno. Otro de los detonantes para solicitar la evalucación es la forma en que el CAL tramitó los pedidos de juicios políticos contra el Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs) y la Judicatura.

“La situación es insostenible, porque (Llori) ya no puede dirigir las sesiones y las clausura a cada momento. No se convoca a las sesiones y, cuando lo hace, se suspenden; porque no está de acuerdo con una evaluación al CAL», afirmó hace poco el primer vicepresidente Virgilio Saquicela.

De igual forma, las bancadas de UNES, PSC y algunos legisladores de Pachakutik, denominados «los rebeldes», piden que se evalué a las autoridades y rechazan el accionar de la presidenta de la Asamblea.

Llori, por su parte, ha dicho que no existe la figura constitucional ni legal para crear la Comisión de Evaluación. Además, acusó a las bancadas de UNES y del PSC de atentar contra la democracia y de orquestar un golpe en su contra.

El martirio de Llori: la conformación de la comisión multipartidista

El 17 de febrero pasado, en la sesión 757, se presentó el Proyecto de Resolución que exige la no intromisión de las distintas Funciones del Estado respecto de las atribuciones y funciones constitucionales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

En ese mismo documento, la asambleísta Mireya Pazmiño, de Pachakutik, planteó la conformación de una comisión multipartidistas ad hoc para investigar el cumplimiento de las funciones del CAL. Con ello, se pretendía conocer las razones de las demoras en la calificación de los proyectos de derogatoria de la reforma tributaria y la calificación de las solicitudes de juicio político en contra de los miembros del (CPCCS) presentadas el 8 de febrero.

La propuesta tuvo el respaldo de las bancadas de UNES, Partido Social Cristiano (PSC), incluso de algunos asambleístas de la bancada de Izquierda Democrática y algunos independientes. Sin embargo, la resolución no fue aprobada.

El 24 de febrero, Fausto Jarrín, asambleísta por UNES, propuso el debate para la conformación de la comisión. No obstante, el pedido no pudo ser tratado, pues Llori procedió a suspender la sesión, salió del pleno y denunció que los movimientos UNES y PSC querían tomarse la Asamblea.

Todo esto en medio de un bochornoso escándalo y luego de cortar la energía en el hemiciclo legislativo, para que los legisladores que permanecían ahí no pudieran continuar con la sesión.

El feriado de carnaval no puso en pausa las pugnas en la Asamblea

Guadalupe Llori convocó a una sesión virtual la noche del 26 de febrero, la cual iba a ser la continuación de la sesión 759 suspendida anteriormente. Solo que, en esta ocasión, se suspendió por falta de quórum; ya que fue considerada ilegal por asambleístas de UNES, PSC y PK.

La sesión fue calificada de ilegal, puesto que el 21 de febrero, el CAL aprobó por voto unánime el retorno presencial de los asambleístas en el Pleno. Y Llori convocó a una sesión virtual, haciendo caso omiso de la resolución.

Varios días sin sesionar

El Pleno de la Asamblea se vuelvió a instalar el padado 9 de marzo. Pero el 29 de ese mismo mes, Llori suspendió nuevamente la sesión 770 del Pleno Legislativo y se justificó diciendo que la suspensión se daba por falta de garantías.

Esto ocurrió después de que el asambleísta Blasco Luna, de UNES, solicitase incluir una evaluación al CAL dentro de una moción del legislador de Pachakutik, Mario Ruiz.

La última suspensión ocurrió este viernes, cuando Llori dijo que habían acordado con todas las bancadas suspender la sesión. Luego de desmentir a la presidenta de la Asamblea, legisladores de UNES, PSC,y algunos miembros de Pachakutik anunciaron una autoconvocatoria para tratar la creación de la Comisión.

Incluso, el legislador Esteban Torres, del PSC, dijo que habían desaparecido del sistema su solicitud para mocionar la evaluación del CAL.

Lo último

¿En qué punto se encuentra Fiscalía en el Caso Danubio?

Quito, 19 ago (La Calle). – La Comisión de Fiscalización y Control Social realizó una comparecencia para brindar un espacio de confrontación y aclaración...