Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Silencio de autoridades por un caso de bullying en institución de Latacunga

Quito, 14 may (La Calle).- El viernes 29 de abril, Blanca Balseca recibió una llamada telefónica informando que su hijo había “sufrido un accidente” sin mencionar que fue víctima de una brutal agresión por parte de tres compañeros de su hijo. La madre del menor denuncia silencio de autoridades ante el caso de bullying.

La agresión ocurrió el 29 de abril. Sin embargo, hasta ahora las autoridades no se han pronunciado sobre el caso, denuncia la madre.

Luego de los golpes recibidos hasta quedar inconsciente, el niño recibió ayuda de paramédicos y llegó a su domicilio. Horas más tarde, lo llevaron de emergencia por el dolor constante, mareos y manchas en la cabeza. “Le ha estado dando un derrame cerebral”, denunció la madre del menor.

El bullying

La agresión se produjo en las instalaciones de la Unidad Educativa Jaime Andrade Fabara, de Latacunga, en la hora del receso.

Luego de que uno de los agresores tirara la comida del niño, la víctima corrió a pedir ayuda a su profesor. Enseguida lo persiguieron tres niños, y en el segundo piso de la institución recibió una brutal golpiza.

Al bajar las gradas nuevamente lo golpeó uno de los implicados hasta dejarlo inconsciente en el piso.

Ante el silencio de las autoridades en el caso de bullying, Balseca hizo público el suceso a través de una rueda de prensa. Ella denuncia el silencio cómplice de la institución. No era la primera vez que su hijo reportaba casos de abuso.

Familiares exigen remoción del cargo de la directora

Además del pedido de cambio de institución educativa, la madre del niño manifestó que exige una sanción ejemplar a la directora y al profesor encargado del paralelo. Las autoridades tenían pleno conocimiento del acoso escolar que su hijo vivía en la institución y, no obstante, no tomaron medidas correctivas.

Días atrás el niño reportó que le rompieron su mochila y se burlaron de su zapatos y vestimenta. En el 2020, el niño fue encerrado en el baño y en medio de los golpes logró escapar de sus agresores.

“La directora y los policías se pusieron a hablar a escondidas presuntamente querían alterar el parte policial para evitar problemas con la institución”, dijo el hermano del niño agredido.

Nelson López, director distrital del Ministerio de Educación, afirmó que el caso ya está en proceso de investigación para dictaminar las medidas de acuerdo a la ley.

Situación del menor

Luego de permanecer seis días hospitalizado, el menor recibió alta médica. Ahora tiene 10 días de reposo en su domicilio. El niño afirma que no quiere regresar a su escuela por temor a sus victimarios.

Publicidad