Romo y la Policía

Quito, 25 oct (La Calle).- La ministra de Gobierno, María Paula Romo, amenazó este domingo a los asambleístas que tramitarán el juicio político en su contra, por la violenta represión en la movilización popular de octubre de 2019.

“Sean claros señores asambleístas porque su respuesta no es sólo un mensaje para nuestros policías, es un mensaje para los violentos y es un mensaje para los millones de personas que queremos vivir en paz. ¿Dónde estaban los asambleístas que hoy me juzgan?”, dijo la ministra en un video en el que aparece con miembros de la Policía a su espalda.

Romo está sindicada y su caso está en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional por incumplimiento de funciones, por la transgresión del artículo 97 del Código Orgánico de Entidades de Seguridad.

La medida establece el derecho de los agentes del orden a tener instrumentos de trabajo en perfectas condiciones. María Paula Romo admitió que la Policía Nacional utilizó bombas lacrimógenas caducadas. Acción que pone en riesgo la integridad de las personas.

¿Por qué me enjuician?

“Aún ellos [los asambleístas] no saben, ni yo tampoco, si me enjuician porque la Policía actuó con mucha fuerza o con poca fuerza”, agregó en su acostumbrado tono amenazante. “Si es que la Policía o la ministra es juzgada por esto ¿Cuál es el mensaje que le envían a la policía, que ante los actos de violencia extrema bajen los brazos y dejen a la población desprotegida? ¿o que existan llamados a que la población se defienda sola? Eso es todo lo contrario a una democracia”, agregó.

Según la secretaria de Estado, su juicio político deviene de una venganza “a sus líderes sentenciados”, en referencia a los asambleístas. “A algunos, además, les molesta que frente a este episodio y a esta crisis haya estado una mujer. Ni siquiera toleran llamarme ministra. Y escriben un juicio tras otro sólo para poder llamarme la ‘ministro’”, señaló en confusas declaraciones.

La ministra no desaprovechó la ocasión para alabar a la Policía que estaba a sus espaldas. “Ellos, ellas, los policías hicieron su trabajo, protegieron cada lugar, fueron desbordados por la cantidad de incidentes y nunca perdieron la convicción ni la paciencia. Actuaron con firmeza y con prudencia (…) Hoy estamos en paz y democracia gracias a su trabajo, gracias a la convicción democrática que mayoritariamente existe en el país y que no quiere más violencia, que no queremos más violencia, que no creemos en ella”, comentó.

“Yo estaba defendiendo la asamblea para evitar que desde allí se anuncie un golpe de Estado. Uso de bombas lacrimógenas… a la escolta legislativa que las usó en su edificio para desalojar a los violentos, los felicitaron, pero para mí buscan la destitución por esos mismos hechos. Yo tengo clara cuál es la misión que me ha encargado el presidente y el país. Pero ¿cuál es la de ustedes, señores asambleístas?”, finalizó.

El pedido de juicio político contra la funcionaria lo hicieron los asambleístas María de Lourdes Cuesta, Roberto Gómez y Amapola Naranjo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *