Quito, 12 oct (La Calle).– Richard Martínez deja un modelo económico cuyo principal soporte es la deuda externa. En 2019, ese rubro alcanzó en 5,4% del producto interno bruto (PIB). A pesar de que, en la administración actual, Moreno contó con más flujo de divisas, la mayoría sirvió para pagar dicha deuda.

En su ejercicio, el exministro Martínez afirmó que obtuvo un acercamiento con los organismos internacionales, y pudo culminar el proceso de reestructuración de la deuda externa de Ecuador con tenedores de bonos. El pago de la deuda externa trajo más deuda con estos organismos. De acuerdo con este proceso, Ecuador seguirá pagando hasta por 15 años más.

Estadísticas

En 2017 el porcentaje de deuda frente al PIB creció en un 4,7%; en 2018 se posicionó en un 2,8% y en 2019 alcanzó el 5,4%. En total, llegó a 12,9%. A diferencia del año 2014, 2015 y 2016 donde el porcentaje alcanzó un 3,7%, 3,1% y 5,3%, respectivamente. Así lo explica el analista Juan Pablo Jaramillo.

El crecimiento de la deuda se vuelve más inexplicable si revisamos el crecimiento del flujo de divisas en el período de Moreno. Flujo que aumentó debido a los ingresos de la balanza comercial petrolera con USD 55 mil millones y los desembolsos de deuda por USD 6.248 millones.

El país también tuvo un mejor desempeño de la balanza comercial no petrolera con un déficit menor en USD 1.952 millones y logró más remesas de emigrantes valoradas en un USD 1.703 millones.

Desempleo y pobreza

Aunque hubo un mejor flujo económico, el pago de deuda y las negociaciones con organismos internacionales fueron los objetivos de la administración Martínez en el Ministerio de Economía.

 Los arreglos para los desembolsos derivaron en una serie de peticiones que se tradujeron en leyes económicas urgentes. Muchas de ellas aprobadas por el Legislativo. El último ejemplo es el de la Ley de Apoyo Humanitario. En 2019, la cifra de empleo adecuado alcanzó el 38,8%. Dos puntos debajo del 40.6% registrado en 2018. Además, la pobreza mantuvo un porcentaje de 38.1% en 2019. Para 2017 el nivel era de 34.6%.

La renuncia de Richard Martínez

El 7 de octubre, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, renunció a su cargo y fue reemplazado por Mauricio Pozo. En su carta de renuncia manifestó que le tocó tomar una economía al borde del colapso con problemas estructurales señalando que el camino a la recuperación se vio afectado por paralización “con oscuros intereses” y los efectos de la pandemia.

“Tenemos abiertas las puertas al mundo y generamos confianza porque hemos demostrado compromiso con el orden de las finanzas públicas, con la transparencia, y hemos impulsado reformas estructurales que sientan sólidas bases para la prosperidad en beneficio de los que menos tienen”, reza el documento.

El último movimiento de Martínez fue el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para la entrega de USD 6.500 millones. Para recibir este monto, el Ecuador deberá ajustarse a la implementación de una reforma tributaria que incluye el incremento del IVA de12 a 15%, la eliminación de la devolución del IVA a personas de la tercera edad y el impuesto a la gasolina y a las emisiones de CO2. (GG).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *