Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Perros ferales, invitados indeseables del páramo andino

Anabel Marcillo, redactora

Quito, 24 oct (La Calle).- Los perros ferales, (perros que han recuperado en zonas silvestres sus instintos de caza) afectan a la cadena alimenticia de los páramos andinos, pues atacan especies nativas y son portadores de enfermedades peligrosas para la fauna silvestre.

Los perros ferales son especies introducidas en ecosistemas como el páramo andino. Su aparecimiento en estos espacios suele ser accidental. Por lo general son perros que se perdieron cuando sus dueños visitaron los páramos. Sin embargo, también se trata de canes que en su principio eran mascotas, pero debido al gasto económico que generan, son abandonados.

Si bien el abandono presenta una problemática, la existencia de perros en este ecosistema significa una dificultad aún mayor. El animal al ser abandonado en este tipo de entorno retorna a su naturaleza silvestre. Por tanto, se alimenta de lo que encuentra en la naturaleza. Esto denota grave peligro para la fauna nativa.

En Ecuador no existen estadísticas exactas sobre la existencia de perros ferales en los páramos. Sin embargo, se estima que existe un 0.8% y un 1.1% de perros por kilómetro cuadrado en los páramos andinos. Cabe recalcar que este dato aún no es general para este piso climático en todo el país.

¿Cómo llegan los perros al páramo andino?

No existe una tenencia responsable de mascotas tanto en las zonas urbanas como en zonas rurales.

Galo Zapata, director científico de Wildlife Conservation Society en Ecuador

Fauna nativa en peligro

La naturaleza de los canes hace que estos se reúnan y formen manadas. Por tanto, acechan y atacan a la vida silvestre como conejos, venados, y otras especies. Se trata de un proceso de interferencia y no de depredación, puesto que en ocasiones atacan, pero no para alimentarse.

Al ser especies introducidas en los terrenos andinos generan diversos problemas. Además de la irrupción de la cadena alimenticia, los perros son portadores de enfermedades como el ‘parvovirus’ y el ‘distemper’ (moquillo).

Según Galo Zapata, director científico de Wildlife Conservation Society en Ecuador estas enfermedades son llevadas por los perros a la fauna nativa y afectan considerablemente pues estas especies no tienen resistencia hacia las mismas.

Zapata señaló que estudios realizados en conjunto con el Grupo Nacional de Trabajo del Cóndor Andino se ha determinado que los perros irrumpen en la cadena alimenticia del Cóndor pues no les permiten acceder a la carroña.

¿Cómo solucionar está problemática?

Si bien la tenencia responsable es fundamental para combatir este problema en los páramos, la eliminación no deja de ser una opción. Sin embargo, hablar una posible eliminación es complejo debido al vínculo creado entre perros y humanos.

La educación ciudadana y el cuidado de la salud de las mascotas caninas y felinas es de suma importancia para contrarrestar el abandono y la propagación de enfermedades.

Lo último

El cortocircuito en el discurso lassista | Opinión

Por: Renato Villavicencio Garzón / @renaquitu Luego de 10 años de gobierno de la Revolución Ciudadana es difícil encontrar análisis de la realidad política ecuatoriana...