Quito, 26 sep (La Calle).- Las promesas del Plan de gobierno de CREO-SUMA en 2017 se ejecutaron en el gobierno de Moreno. Entre esas está la participación del sector privado y el libre mercado.

Sector privado en la industria petrolera

Entre las actividades de la «matriz de metas» que consta en el Plan de Gobierno se encuentra el aumento de la eficiencia de la industria petrolera, energética, minera, también se incluyeron otros proyectos prioritarios de mayor participación del sector privado.

Al respecto, el presidente Lenín Moreno firmó el pasado 10 de julio un decreto que delega la Refinería de Esmeraldas a la empresa privada. El 18 de septiembre, el ministro de Energía, René Ortiz René Ortiz, dijo que el acto no puede considerarse como una privatización. Según él, porque el bien «solo» permanecerá en manos privadas por 25 años y regresará a manos estatales una vez concluya el plazo.

Liquidación de la empresa pública

Otra actividad del plan de Gobierno de Creo es la desinversión en empresas públicas y compañías donde el Estado tenga participación accionaria mayoritaria para ampliar la participación del sector privado.  Otra acción al respecto. El pasado 19 de mayo, el presidente Moreno anunció la liquidación de las empresas públicas: Medios Públicos, Ferrocarriles, Siembra, Crear, Ecuador estratégico, Correos del Ecuador y la Unidad Nacional de Almacenamiento.

“Vamos a eliminar siete empresas públicas: Ferrocarriles, Siembra, Medios públicos, Crear, Ecuador estratégico, Correos del Ecuador y la Unidad Nacional de Almacenamiento”, dijo el mandatario.

Libre competencia

Finalmente, en este rubro el binomio Lasso – Paez se había propuesto racionalizar el sistema de subsidios a combustibles e introducir la competencia en la provisión y abastecimiento de derivados.

En octubre pasado, el Gobierno decretó la liberación de los precios de los combustibles, lo que provocó un paro nacional de 12 días y la eliminación del decreto.Sin embargo, el 24 de septiembre, Moreno emitió un decreto que permite la importación de derivados a la empresa privada. Ortiz explicó que el Decreto 1.158 permitirá un alivio fiscal a futuro y la libre competencia para que la compañía privada pueda importar combustibles nuevos. El proceso entrará en vigor en 60 días, según explicó el Régimen.

¿Muchas coincidencias?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *