Quito, 11 nov (La Calle). – El trabajo de los sindicatos se vio empañado de los intereses políticos que llevan a los dirigentes a dejar de lado la defensa de los derechos de los trabajadores. Así lo analiza la abogada en derechos, Paulina Mogrovejo.

“Los sindicatos se han cooptado por partidos políticos con personas que tiene claros fines políticos”, le dijo la jurista a Radio La Calle. “Sin fuerza gremial, ni apoyo jurídico, los trabajadores ven peligrar sus derechos”, agregó.

El tiempo de elecciones lleva a los dirigentes sindicales a realizar un cálculo político dejando de lado la defensa de los gremios que han sufrido recorte durante la emergencia sanitaria por Covid-19. “Hasta septiembre se había mostrado una señal de respaldo a la vulneración de los trabajadores que cambió por el tiempo electoral, indicó Mogrovejo.

Explocen vs. Tatamuez

Un ejemplo de esto es el conflicto entre la directiva de los trabajadores de la empresa Explocen y el dirigente del FUT, Mesías Tatamuez. Los primeros escribieron una carta pública que indica que el segundo no los apoya en la lucha por sus derechos.

“La arremetida en contra de nuestros derechos laborales ha encontrado apoyo en las acciones de Mesías Tatamuez, presidente de la CEDOCUT y el Frente Unitario de los Trabajadores (FUT). Ha hecho gestiones para que entreguemos la fábrica al dueño de la empresa y terminemos la huelga”, dice parte de la misiva.

Tatamuez se defendió de las acusaciones ““La directiva sabe cuánto se ha apoyado y las autoridades también saben cómo se ha apoyado (…) Yo no sé qué intereses mezquinos habrá afuera o adentro, pero el responsable de todo esto se llama Ministerio de Trabajo y no la CEDOCUT, peor las personas”.

Dirigentes eternos

Tatamuez está en la dirigencia sindical desde 1977 cuando llegó a la directiva de la Federación de Organizaciones Campesinas (FENOC), fue vicepresidente de la CEDOCUT en los años 90, ocupando la presidencia en 2015 y 2019. Varias veces estuvo al frente del FUT, incluyendo su período actual.

Para Mogrovejo “los sindicatos deben atravesar por procesos de democracia interna. Es lamentable que no asuman la defensa de nuestros trabajadores. El trabajo de las organizaciones sindicales es el fortalecimiento del movimiento obrero y el respeto al Código del Trabajo al que tanto nos costó llegar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *