Paro octubre

Quito, 12 oct (La Calle). – La ministra de Gobierno, María Paula Romo, y la periodista Amelia Rivadeneira presentaron este lunes el libro Octubre, la democracia bajo ataque, que recopila los hechos del Paro Nacional de 2019, desde el punto de vista del gobierno.

Rivadeneira realizó una cronología de los sucesos que aparecen en el libro. “Nuestra ministra nos dijo ‘Esto no es un paro’. Y yo me pregunté si esto no es un paro ¿qué es?”, expresó.

“Un día importantísimo es el día siete cuando el movimiento indígena llegó a Quito. El asedio a la ciudad fue impresionante. El objetivo era llegar al palacio presidencial. Fue una decisión estratégica que el presidente firmara el cambio de la sede del gobierno a Guayaquil el 8 de octubre”, narró.

¿País secuestrado?

La periodista se refirió también al 8 de octubre, cuando, según ella, en la sala de crisis de la Policía vio que «el país estaba siendo secuestrado». «Yo ingenuamente creí que la paz iba a volver. Fue una noche de muchísima convulsión”, puntualizó. Rivadeneira habló de la muerte del líder indígena Inocencio Tucumbi.  “Esa noche murió Inocencio Tucumbi, está en investigación esta muerte y parte de esta dice que llegó a la calle Solano, intentó subirse a un portón y se cayó. No hubo balas, no hubo pisotones”, añadió. «Se cayó», recalcó.

“Necesitamos más información y menos mentiras para esclarecer lo que pasó en octubre. La muerte de Inocencio Tucumbi generó el secuestro de policías y periodistas. Freddy Paredes es el símbolo de lo que la resistencia indígena rechazaba. Es el símbolo de la prensa que fue cuestionada. Creemos que esa fue la prensa que ayudó a sostener la democracia”, sentenció.

El terror en Quito

La ministra Romo calificó de «terror» lo que capital ecuatoriana vivió en octubre. “Si bien había bloqueos en 90 puntos del país. El terror se hizo presente en mayor magnitud en la ciudad de Quito (…) Encontramos el ‘Manifiesto de Quito’ en manos de políticos correístas que hablaban de la toma del palacio de Carondelet”, dijo.

La funcionaria también defendió el retiro de los subsidios a los combustibles. “Una decisión necesaria, valiente, polémica y popular que fue el asunto de los combustibles (…) La postura del gobierno no era contra el subsidio sino contra los subsidios no focalizados a los combustibles fósiles”, expresó.

“En el debate político está en juego el resentimiento. Creo que hay que entender la toma de las gobernaciones como un mensaje político (…) Secuestrar a 400 policías es secuestrar a quienes representan la protección y la seguridad (…) Lo que pasó en octubre no se ha resuelto”, declaró.

Estallido

En contraparte, Leonidas Iza, Andrés Tapia y Andrés Madrid presentaron el libro «Estallido, la rebelión de octubre en Ecuador» en agosto pasado. El libro recoge las vivencias y testimonios de esos días y la reflexión del contexto político-económico que derivó en ese estallido social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *