Quito, 18 sep (La Calle).- La Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria realiza operativos para verificar los medicamentos que se expenden en el país.

Los fiscalizadores verifican la fecha de caducidad, el etiquetado y el precio en el caso de las farmacias privadas. Como resultado se han clausurado varias farmacias; el sábado pasado, por ejemplo, se clausuró una farmacia en La Bahía. Las autoridades reportaron la venta de productos caducados, como antibióticos, protectores gástricos, cremas antimicóticas, etc. En el establecimiento también se encontraron fármacos gratuitos.

Juan Carlos Vidal, coordinador zonal 8 de la Arcsa, declaró que acudieron a los hospitales del Ministerio de Salud (MSP), como el Guasmo sur, Abel Gilbert y maternidad del Guasmo; luego, al hospital de Los Ceibos y al Teodoro Maldonado Carbo, del IESS, donde encontraron fármacos que no tenían el correcto etiquetado.

“Esto no se dio en todos los hospitales; solo un grupo pequeño de fármacos no tenían de forma correcta el registro sanitario nacional y la frase “Prohibida su venta”, expuso Vidal.

¿Qué dicta la ley?

Según el artículo 170 de la Ley Orgánica de Salud (LOS), los medicamentos para su venta deben cumplir con los siguientes requisitos: estar debidamente identificados y etiquetados, sin alteraciones ni enmiendas; contener en sus etiquetas el número de registro sanitario nacional, el precio de venta al público y fecha de expiración. Tampoco deben estar caducados; no deben provenir de instituciones de servicio social, de programas estatales, de donaciones, entre otros aspectos. La sanción por incumplir la Ley es la clausura temporal o definitiva y una multa de hasta diez salarios básicos ($4000).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *