Los nuevos patriarcas de la componenda están aquí| Opinión

En el regreso a la democracia, «los patriarcas de la componenda» fue la frase que usó Jaime Roldós Aguilera para referirse a los diputados de la oposición en el Congreso. Destacaban en la lista de legisladores el fallecido Julio César Trujillo, Carlos Julio Arosemena, e incluso su tío político Asaad Bucaram. ¿Cómo no iban a bautizarlos así?

40 años después, hay nuevos «patriarcas» pero su descripción es la misma: son conservadores, apuestan por el neoliberalismo y hacer privado lo público.

No obstante, ahora no serán parte de la oposición -como pasó con Roldós-, sino del gabinete de Gobierno. El 20 de mayo, Guillermo Lasso anunció a su gabinete completo y en los puestos cercanos a él están sus mayores colaboradores. Solo siete de 20 funcionarios son mujeres. Analicemos quiénes son.

Los nombres

Lasso anunció que su asesor presidencial será Aparicio Caicedo, un nombre que tal vez no nos suene, pero que es el director de Ecuador Libre. Una plataforma que trata temas económicos y políticos de índole liberal.

Fundada por el nuevo presidente. En el consejo asesor Ecuador Libre se encuentran nombres como Ana Belén Cordero, suplente de César Monge (quien sería el nuevo ministro de Gobierno); Eduardo Bonilla, el nuevo Secretario de Comunicación; la nueva Secretaria de Derechos Humanos Bernarda Ordóñez. Los asambleístas Diego Ordóñez y Guido Chiriboga.

Julio José Prado deja el directorio de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca) y pasa al Ministerio de Producción. Su vacío lo llenará Guillermo Lasso hijo, quien ya anunció que es parte del directorio de la Asobanca.

Iván Correa, uno de los nombres que dirigió la campaña del nuevo presidente será Secretario de la Administración Pública. Correa no está excento de la polémica.

Tal vez le interese leer: Iván Correa, la ficha clave en la campaña de Lasso

Marcelo Cabrera dejará la curul a su alterna y se sentará en el despacho del Ministerio de Transporte. Patricio Donoso, primer Vicepresidente en el anterior Legislativo que aprobó la Ley Humanitaria será Ministro de Trabajo.

La diversidad prometida se transformó en una burbuja donde el poder se queda en casa. Los ecuatorianos, por ahora, tendremos que esperar a que los nuevos, nuevitos y relucientes patriarcas de la componenda no se olviden que fue la gente la que los llevó ahí y que a esa gente se deben.

- Publicidad-

LO ÚLTIMO