¿Lasso metió la pata con el “triunvirato de la conspiración”?

Quito, 17 oct (La Calle). – El presidente Guillermo Lasso en una entrevista el 13 de octubre dijo que Jaime Nebot, Rafael Correa y Leonidas Iza formaron un triunvirato de la conspiración para tumbarlo del cargo.

Los ataques empezaron desde el 18 de septiembre cuando el señor Correa critica mi trabajo, al día siguiente, el líder del partido Socialcristiano con idéntico discurso. A ellos se junta Leonidas Iza que quiere repetir octubre de 2019 que él califica como epopeya. Quieren apelar a la Constitución simplemente porque tienen una mayoría de votos”, le dijo a Carlos Vera.

Para el analista político y experto en manejo de crisis, Pedro Donoso, las declaraciones del presidente no fueron una buena estrategia. “Si antes el ambiente político estaba encrespado, ahora está más. En la entrevista de 90 minutos, tú podrías transformar la situación, pero se termina abriendo un frente innecesario que te cuesta 90 votos. De UNES, Pachakutik y Socialcristianos. Es un resultado donde pierdes en todos los sentidos”, le dijo a Radio La Calle.

Por otra parte, el abogado y analista político, Mauro Andino, explica que se crea una narrativa de buenos y malos. “Me parece que es evidente que los estrategas, los asesores políticos del presidente Lasso le aconsejaron que meta en un mismo saco a sus tres adversarios políticos para tratar de darles un solo cuerpo y construir un “monstruo de tres cabezas” para construir el relato de heroicidad, el gobernante bueno que lucha contra los malos”.

Distractor

Ambos expertos coinciden en que hablar de un “triunvirato de la conspiración” busca distraer de lo importante en este momento. “No era necesario porque ese fue el titular que absorbió toda la atención. Yo creo que el titular real era la división de la Ley de Oportunidades en tres y el envío a la Asamblea”, expresó Donoso.

“Lo de fondo es que él trata de usar esto para desviar la atención. Para vender humo, evitar hablar de lo verdaderamente importante. Primero que aclare sus posibles vinculaciones ante el escándalo de los Pandora Papers. Está usando ese viejo adagio popular que dice que la mejor defensa es el ataque. No justifica, no demuestra, se contradice. Lo que quiere es atacar y denostar a sus adversarios”, analizó Andino.

¿Los resultados?

Para Donoso, las expresiones de Lasso hace que el gobierno caiga en el juego de la política. ““Quedó en la anécdota y fue un error que finalmente provoca que Correa, Nebot e Iza responda. Esto convierte al gobierno en un ente que juega a la política, algo que estaba evitando. En los tres últimos meses puso el reflector de la política en la Asamblea: ellos son los que pelan, yo hago gestión. Ahora entró al entramado de la política y le va a pasar factura”.

No obstante, para Andino también significa que no existe un clima de confianza para tratar a la oposición como iguales y entablar diálogos.

“Es un discurso bastante irresponsable, hasta infame si no logra probar sus afirmaciones. Los acusa de conspiradores, mafiosos. Llegó a decir que la crisis carcelaria estalla justo cuando él asume el poder y empieza la alianza de este triunviro. No hay evidencia y eso no abona a un clima de confianza. La política implica interacción y se puede realizar con los adversarios al considerarlos legítimos”, precisó.

Lo último