Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Las cinco amenazas del proyecto Willow

Quito, 21 marzo (La Calle).- El proyecto Willow aprobado por el presidente de EE.UU, Joe Biden, representa una amenaza a la contaminación al medioambiente. Esta iniciativa busca extraer petróleo y gas en North Slope, Alaska.

El período de funcionamiento para esta obra sería desde el 2027 con una duración de 30 años, según el contrato firmado con la empresa petrolera, ConocoPhilips. Se prevé la extracción de al menos 180 mil galones diarios.

El argumento de algunos legisladores para aprobar este plan es que EE.UU. deje de depender del petróleo extranjero, apoyando la producción nacional. Además, el objetivo sería la creación de nuevas fuentes de trabajo en Alaska.

Las autoriadades recalcaron que este plan brindará al país estadounidense un “gran aporte económico”. Sin embargo, ¿qué afectaciones recibirá el medioambiente?

Emisión de gases

El proyecto producirá 260 millones de toneladas métricas de gases del efecto invernadero, un problema  según una investigación de Earthjustice.  Este escenario sería el equivalente a 56 millones de vehículos en funcionamiento al año.

Aceleración del calentamiento global

La presencia de estos gases aumenta el efecto invernadero y por lo tanto el aceleramiento del calentamiento global. Por otro lado, el proyecto Willow retendrá más calor del necesario durante los próximos 30 años de producción.

Varios científicos recomiendan reducir las emisiones globales a la mitad para 2030 y así tratar de evitar mayores crisis en los cambios climáticos. Recomendación que EE.UU no considera con la aprobación del proyecto Willow.

Pérdida de glaciares

El Ártico sería el más afectado, pues la extracción de petróleo provocará que los glaciares se derritan más rápido. Hasta el momento esta zona se derrite cuatro veces más rápido que el resto del mundo, en cifras de la revista Nature.

El hielo ayuda a mantener  fresco al planeta y estabiliza los sistemas meteorológicos de los que dependemos para cultivar nuestros alimentos.

Peligra la fauna

El proyecto Willow afectará a la vida y fauna que hay en Alaska, pues sacarán petróleo de habitas de osos polares, bueyes almizcleros, caribúes y cientos de miles de aves migratorias.

Adiós población

El pueblo Nuiqsut, también futuro afectado, está conformado por 402 personas, de las cuales el 87,06% son amerindios, según el censo de 2010. Esta población está asentada en el territorio donde se realizará la gran explotación del proyecto Willow. (D.C.)

Publicidad