ataúd en llamas

Quito, 26 sep (La Calle).- «Ataúd en llamas»: ese es el nuevo título de Gabriela Ruiz Agila, que será presentado hoy en la Feria Internacional del Libro de Guayaquil. La obra cuenta las vivencias y reflexiones de escritores y poetas nacidos o radicados en Guayaquil durante los días más duros de la pandemia por COVID-19.

El género del testimonio, practicado por autores como Gabriel García Márquez en La aventura de Miguel Littín clandestino en Chile o Svetlana Alexiévich en Voces de Chernóbil, resulta un ejercicio de empatía durante la crisis.

Inspirado en Rulfo y Dávila Andrade

El título de la obra está inspirado en Ataúd de cartón, de César Dávila, y El llano en llamas, de Juan Rulfo, pero también en las acciones extremas que se tomaron para hacer frente a la otra crisis, la sanitaria, por el exceso de cadáveres, lo que llevó en un primer momento a las autoridades a informar que los cuerpos solo podrían ser cremados, para luego proponer como solución alternativa la producción de ataúdes de cartón a gran escala.

En esos relatos, la pandemia, la muerte, la flagelación y la esperanza se unen para tocar y exponer las fibras íntimas de aquello que a veces cuesta decir.

A lo largo de estas páginas, el reconocido fotógrafo  Vicho Gaibor presenta un ensayo visual cuyos tonos, formas y colores entrelazan los relatos que hacen de Guayaquil esa pesadilla posible. Las imágenes figuran un registro indeleble de lo que sucedía de la puerta de las casas para afuera, jugando con matices que agregan otras capas a la narrativa. Las calles de Guayaquil se llenaron de una soledad salpicada por gente que no tenía dónde refugiarse del virus.

Los invitamos a leer la versión digital del libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *