Quito, 16 Nov (La Calle).- Mientras Richard Carapaz corría La Vuelta a España 2020 y combatía de igual a igual ante Primoz Roglic en la cima del L’Angliru, corazón de la sierra del Aramo, en Asturias, una joven promesa carchense empezaba sus entrenamientos diarios a más de 3.000 m.s.n.m. Se trata Anthony, el heredero de la dinastía Carapaz.

Anthony Carapaz, tras los pasos de «La locomotora»

Con 16 años, el pedalista oriundo de La Playa, Carchi, se prepara física y mentalmente para sus prácticas diarias en las carreteras de El Carmelo, Julio Andrade, atravesando la ciudad Tulcán hasta la localidad del Juncal. La ruta que no es una casualidad. Pues por este mismo trayecto, el campeón del Giro de Italia de 2019 empezó a dar sus primeras pedaladas sobre la máquina de acero.

“Cuando inicié en el ciclismo tuve mi primera competencia en La Clásica de Huaca en la cual obtuve el primer lugar, esto me motivo a seguir en este deporte”, recuerda Anthony Carapaz, quien será uno de los ciclistas a seguir en la próxima Vuelta a la Juventud, programada para este 6 y 12 diciembre.

Asimismo, el corredor Club de Alto Rendimiento Richard Carapaz aspira ser protagonista en los venideros Juegos Panamericanos Junior en Cali para este 2021. Su gran objetivo a largo plazo es destacar en el clasificatorio a los Panamericanos de Santiago 2023.

 Actualmente, Anthony forma parte del Proyecto Jóvenes Promesas 2020 organizado por Comité Olímpico Ecuatoriano. Él, junto a otros jóvenes talentos, confían en llegar a la máxima cita del deporte mundial en un futuro no muy lejano, los Juegos Olímpicos.

“Hemos conversado (con Richard), me ha dicho que esta es una oportunidad única, que se puede demostrar que en nuestro club hay buenos ciclistas”, reveló el ciclista en una entrevista con Diario El Norte.

Richard Carapaz, el ciclista que abrió el camino

Los logros de “Richie” han inspirado a toda la provincia del Carchi. Por ello, es natural que cientos de niños recorran las principales carreteras de este territorio con la ilusión de emular lo hecho por el carchense.

“(Richard) Es un ejemplo a seguir, ya que él nos ha demostrado que los sueños son para cumplirse y que con esfuerzo y dedicación todo es posible”, manifestó el Anthony en relación a su primo.

No obstante, los nombres Jhonatan Narváez, Jonathan Caicedo, Jefferson y Alexander Cepeda también resuenan en la mente del corredor, como un recordatorio incesante de que los sueños se pueden alcanzar. “Sería algo muy bonito seguir los pasos de ellos… Mis padres me dicen que siga adelante, pienso que esto sí se va dar…”.

Anthony empezó a practicar ciclismo en ruta desde 2017, a los 13 años. Se espera que muy pronto pueda dar el salto a Europa para continuar con su formación profesional tal y como los hicieron Alexander y Jefferson Cepeda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *