Dalo Bucaram y Gabriela Pazmiño FE Fuerza Ecuador

Quito, 14 sep (La Calle).- La tarde de este lunes 14 de septiembre, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que, por disposición judicial, niega el pedido de caución interpuesto por la familia Bucaram. Esta medida, hoy rechazada, habría permitido que los implicados paguen una fianza, retornen al país y ejercerzan su defensa en libertad. Pero además, resolvió dictar la medida de prisión preventiva contra la talento de televisión Gabriela Pazmiño.

Un juez negó la solicitud de caución interpuesta por la familia Bucaram. El magistrado señaló que la solicitud no cumplía con los requisitos necesarios para ser aprobado. Adicionalmente, FGE solicitó que se revisen las medidas cautelares impuestas sobre Gabriela Pazmiño, pues no ha cumplido con la presentación periódica ante la Fiscalía. 

Los hermanos Michel y Dalo Bucaram, Gabriela Pazmiño y Abdalá Bucaram Ortiz son investigados por una presunta asociación ilícita para la venta irregular de insumos médicos en los hospitales de Guayaquil, en el marco de la crisis sanitaria producto del Covid-19.

Antecedentes

En agosto, la policía detuvo a Abdalá Bucaram Ortiz. El ex presidente supuestamente estaba implicado en la venta ilegal de insumos médicos durante la emergencia sanitaria. El ciudadano israelí Shy Dahan, asesinado en prisión, y los familiares de Bucaram también habrían sido parte de esta red de asociación ilícita. Fiscalía celebró la detención del ex mandatario. No obstante, Bucaram quedó en libertad horas más tarde.

El 03 de septiembre de este año, los hermanos Michel y Dalo Bucaram, junto con Gabriela Pazmiño, solicitaron al sistema judicial el recurso de caución. Esta medida habría permitido el retorno de los implicados al país y su defensa en libertad, a cambio del pago de una fianza de USD 30.000, tarifa sugerida por los implicados.

Jorge Acosta, abogado de la familia Bucaram, consideró este recurso pertinente para evitar la prisión preventiva contra sus clientes. Acosta señaló que la familia Bucaram es víctima de una perseución política y mediática para velar las verdaderas raíces de la corrupción. (JBS)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *