Quito, 15 de oct. (La Calle).- El ministro de Trabajo, Andrés Isch, tomó este jueves cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) para celebrar la reducción del desempleo en los últimos meses. Sin embargo, los indicadores del empleo informal y subempleo van en aumento.

Las cifras

Según cifras del INEC, el impacto de la crisis del Covid-19 en el empleo fue cuestión de un par de meses. A decir del INEC, la tasa de desempleo en los meses de mayo y junio alcanzó la cifra de un 13.3%. Sin embargo, para septiembre, esta cifra ya se redujo al 6.6%. Es decir, en menos de tres meses, el Ejecutivo ya celebra un celebra un escenario pos pandemia.  

No obstante, a pesar del entusiasmo del ministro de Trabajo, la reducción del desempleo viene acompañada por un incremento en las cifras de empleo informal, subempleo y empleo no remunerado. De diciembre del 2019 a septiembre del 2020, el subempleo aumentó del 17.8% al 23.4% y el empleo informal pasó del 46.7% al 48.6%.

“Son cifras mejores que las esperadas”

Según Isch, en referencia a las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que pronosticaban la pérdida de más de 850 mil empleos en el país para fines del 2020, los resultados obtenidos son mejores de lo esperado.

De acuerdo con el Ministro, estos resultados, abismalmente diferentes a las proyecciones de organismos internacionales, son resultado de un óptimo manejo de la crisis. “Gracias a la Ley Humanitaria, se han generado 72 mil plazas de trabajo y se han creado 200 mil nuevos contratos”, precisó.

Desempleo en el Gobierno de Moreno

El desempleo, los despidos intempestivos y la precarización laboral son indicadores constantes en la gestión del Gobierno. Según el mismo INEC, entre junio de 2019 y junio de 2020, 1’852.410 personas perdieron su empleo.

Además del constante aumento del subempleo, hasta junio de 2020, 10.000 personas sufrieron despidos intempestivos y 270.000 personas fueron desafiliadas del Instituto de Seguridad Social. (JEB).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *