Quito, 14 de ago (La Calle). – El asambleísta Pabel Muñoz (RC), expuso su malestar por las cifras referentes a la Economía del Ecuador. Los datos provienen del Banco Central (BCE) y el Ministerio de Finanzas (MEF). “No solo entristecen, sino que indignan los datos de economía, empleo, pobreza y confianza institucional.” expresó el asambleísta.

Estos datos son aproximados y atraviesan varios puntos en la economía; uno de ellos es la disminución del -9,6% en el crecimiento económico, según cifras del BCE. También, se evidencia un déficit fiscal de USD 10.162 millones, de acuerdo con el MEF.

Por otro lado, el saldo total de deuda pública es de USD 42.677 millones, cuando al mismo tiempo, se despedían a los trabajadores, y se concesionaban varias empresas, del sector público. Otro rubro que se menciona, es el controversial pago anticipado de la deuda externa, por 1.909 millones de dólares durante la pandemia.

Fuente: Twitter Pabel Muñoz

Según el BCE, la entrada y salida de divisas del sector privado (2017-2020) deja un saldo de USD -8.683 millones. Todo esto, dentro de un periodo presidencial al que le queda menos de un año, y que ha tenido poca inversión pública de tan solo 22,3% ente el período (2019-2020)

El giro político de Moreno

Al iniciar su mandato, Lenín Moreno redireccionó sus políticas económicas hacia al Fondo Monetario Internacional, lo que ocasionó un incremento de la deuda externa a USD 65.000 millones, junto con el avance del riesgo país.

En mayo de 2018, designó como ministro de Finanzas a Richard Martínez. Este último, muy criticado por los sectores populares, debido a sus inclinaciones hacia el sector empresarial.

Desempleo: la paradoja del Gobierno

En 2017, Moreno, quién todavía resaltaba el trabajo del anterior gobierno en la generación de empleo y lucha contra la pobreza, recorría las provincias del país prometiendo un millón de empleos si votaban por él. Mismo ofrecimiento tuvo el banquero Guillermo Lasso (CREO) para sus votantes.

Tres años después, el panorama nos muestra una paradoja. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) sacó el informe sobre empleo, desempleo y subempleo en el país. Entre junio de 2019 y junio de 2020, 1’852.410 personas perdieron su empleo.

No solo el empleo se precarizó, también el subempleo aumentó. 953.688 conforman este rubro. Estas cifras se presentaron el pasado 8 de agosto por este organismo. El ministro de Trabajo, Andrés Isch buscó excusas como el desempleo en Latinoamérica y la crisis santiaria de Covid-19. “Cuando termine la crisis, habrá un movimiento del subempleo al empleo adecuado”, dijo.

Los despidos también son un pan de cada día en el país. Hasta junio de 2020, 10.000 personas sufrieron despidos intempestivos y 270.000 personas fueron desafiliadas del Instituto de Seguridad Social. La pobreza aumentó durante el año anterio. Se sumsron 540.890 nuevos pobres a las estadísticas. (DC – MIB)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *