Quito, 04 jun (La Calle).- Luego de tres meses de confinamiento, los futbolistas de Independiente del Valle fueron evaluados por el departamento médico de la institución para determinar, a través de pruebas de detección del Covid-19, si alguno es portador del coronavirus.

«Independiente del Valle, bajo estrictas normas de bioseguridad regresa a casa. Jugadores, cuerpo técnico y staff se realizaron pruebas Covid-19, bajo protocolos establecidos por las entidades de control correspondiente» resaltó la escuadra de Sangolquí a través de Twitter.

Para este propósito las instalaciones del complejo de entretanamiento del equipo, ubicado en Chillo Jijón, fue acondicionado para el retorno a la práctica profesional clausurando su camerino y habilitando los dormitorios del edificio de concentración para los jugadores del equipo principal. Asimismo, todos los trabajadores del club deberán acatar normas de bioseguridad.

Los entrenamientos del deporte profesional en el país se reanudarán el próximo 10 de junio, por disposición del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *