Guillermo Lasso, presente en la inauguración del nuevo campus de la UDLA

Quito, 14 oct (La Calle). – El presidente Guillermo Lasso fue el invitado principal a la inauguración del nuevo campus de la Universidad de las Américas (UDLA) donde se refirió a universidades libres, el empleo y la defensa de la democracia.

“110 mil jóvenes ecuatorianos transitan por las calles con cara de desesperanza y preocupación porque no consiguen un empleo y tampoco pueden estudiar. A ellos va dedicado el esfuerzo de este Gobierno que entregó hace ya dos meses a la Asamblea Nacional, las reformas a la Ley de Educación Superior con dos objetivos sencillos: universidades y jóvenes libres de estudiar lo que quieran”, dijo en su discurso.

El mandatario afirmó que le parece bien que despidan a los asambleístas que cometieron actos de corrupción, pero espera que la Asamblea también “se dé tiempo para leer las reformas a la Ley. Ojalá pongan la cara a los jóvenes y les den la espalda”.

El canciller de la UDLA, Carlos Larreátegui, indicó que el presidente siempre ha sido un aliado de la educación superior. “Nosotros estamos muy complacidos con las decisiones que está tomando con el envío del proyecto de ley. Lamentamos que la Asamblea no dé curso a esta importantísima reforma”.

Hace 10 años, la UDLA le entregó un honoris causa al mandatario. “Fue una de las distinciones más grandes que he recibido”.

“Quieren tumbar al Gobierno”

El presidente criticó duramente a la Asamblea y la acusó de querer tumbar a su Gobierno. Además habló de mafias políticas sin mencionar nombres.

“En la Asamblea Nacional quieren tumbar al Gobierno que en 100 días vacunó a nueve millones de ecuatorianos, quieren tumbar al Gobierno que en cuatro meses creó 200.000 nuevos empleos. Que envía leyes que responden al interés de los ciudadanos. Quieren captar la Procuraduría promoviendo un juicio político al actual procurador. También la Contraloría y otros espacios de poder que no tienen y que no deben volver a sus manos. No en manos de aquellos mafiosos que se pintan el rostro de políticos. No lo son. Tenemos que despertar en el Ecuador y luchar por nuestros hijos y nietos que no deben estar sometidos a la dictadura política de las mafias”.

Lo último