Quito, 09 sep (La Calle). – El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) retomará las protestas contra las medidas del gobierno nacional y los despidos de trabajadores por la pandemia del Covid-19. El anuncio lo hizo el presidente del FUT, Mesías Tatamuez.

El retorno a la movilización nacional está previsto para el próximo 16 de septiembre a las 16:00 en la Caja del Seguro Social, centro norte de Quito, informó Tatamuez. Entre las motivaciones están los despidos de los trabajadores durante la emergencia sanitaria y exigir a la Corte Constitucional la agilidad en los trámites de demandas por inconstitucionalidad frente a la Ley de Apoyo Humanitario.

La protesta iba a tener lugar el 16 de julio pasado, pero se suspendió debido al incremento de contagios de Covid-19 en la provincia de Pichincha.

Abandono a los docentes

Isabel Vargas, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), indicó que entre los pedidos están exigir la renuncia de Richard Martínez y Monserrate Creamer, ministros de Economía y Educación, respectivamente

Vargas cuestionó también la reducción del presupuesto para educación y que el retraso del pago de salarios a los docentes.

La mirada de Moreno

El pasado 4 de septiembre, el presidente Moreno indicó que las medidas económicas del Gobierno permitieron salvar más de 50.000 empleos y crear otros 100.000. “Gracias a la Ley Humanitaria y las medidas laborales que impulsamos para cuidar el trabajo, se han logrado mantener más de 56 mil empleos y generar 104 mil nuevas plazas de trabajo. El esfuerzo de todos está dando frutos”, dijo.

Sin embargo, personal del Ministerio de Educación, la Secretaría de Educación Superior y varios hospitales públicos sufrieron despidos durante la emergencia. A pesar de que algunos trabajos pertenecían a la primera línea. Trabajadores del sector privado también se vieron afectados.

El desempleo en Ecuador

De acuerdo a las cifras del INEC, en 2019 había 366.163 personas en el desempleo. En 2020, en cambio, son 1’009.583 las personas que no cuentan con empleo. Los números contradicen la promesa de Moreno en 2017, cuando ofreció un millón de empleos. Sin embargo, la realidad entregó una situación totalmente distinta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *