Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

“El gobierno entregará una mejor economía”, el mito de Arosemena

Quito, 29 sep (La Calle).- El ministro de Economía Pablo Arosemena señaló que el gobierno entregará una mejor economía de como la recibió, sin embargo, para los expertos esta afirmación no se refleja en la situación actual del país.

“Cuando llegamos al poder el déficit fiscal era de 7.7 puntos del PIB. Cerraremos este año con un déficit del 2.5”, dijo el titular de la cartera de Estado a Teleamazonas.

Los economistas Jonathan Báez y Segundo Camino coinciden en que el punto de partida para asegurar que existe una mejora en la economía es el año 2018 y 2019, en la prepandemia. Para ambos, es evidente que si se realiza una comparación de la economía después de la pandemia va a existir una mejoría.

“Lo ideal sería comparar la economía con los datos anteriores a la pandemia, en donde, incluso, los precios del petróleo eran similares a los que tenemos ahora”, dijo Camino a Radio La Calle.

Las cifras del pasado

Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE), el déficit fiscal del PIB en 2020 era del 7.13 %. Sin embargo, en el 2018 fue del 2.8 % y en el 2019 del 3.5 %, año en donde las condiciones económicas del país empeoraban.

El exministro de Finanzas, Simón Cueva, quien estuvo en funciones en los primeros años del gobierno de Guillermo Lasso, dejó un déficit de 3.5 % en el 2021 y aportó parcialmente a cerrar el 2022 con un -1.7 %.

Actualmente, la previsión para el 2023 es de -2.2 %, lo cual se traduce en USD 2.630 millones. Camino prevé que incluso la cifra sea más alta, entre -3 % y – 3.5 %, es decir, más de USD 3 millones.

Otra cifra alarmante es la que emitió el Observatorio de la Política Fiscal que proyectó hasta USD 5 millones en déficit fiscal. Este monto se convertiría en una brecha que no permitiría cubrir gastos básicos, el pago de deudas pasadas, las transferencias al IESS y a los gobiernos locales.

El déficit de la sociedad

Por su parte el economista Báez manifestó que al ministro Arosemena le faltó presentar los datos de pobreza y gasto social. Para él, el único foco de preocupación de este gobierno es no intervenir en la economía.

”¿Qué implica que el déficit disminuya? Que haya una sociedad que también está en déficit”, destacó.

Este ”logro” que se atribuyó Arosemena también podría ser la respuesta a la falta de inversión en salud, educación y bienestar social. Además de acuerdo a un cálculo con las cifras del INEC, aún existen más de 66 mil personas que no han recuperado su empleo después de la pandemia.

Según el BCE la balanza de pagos ”va bien”, pero de acuerdo con Camino este registro se sostiene de las remesas, por la tanto si hay más dinero, hay más migrantes fuera del país en busca de mejores oportunidades.

”La economía no es algo que solo deba evaluarse en números sino también en hogares e individuos porque es una ciencia social”, destacó.

La visión del FMI

El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) relacionado a la solvencia y liquidez del fondo financiero del Ecuador señaló que los alivios financieros, como condonaciones, reestructuraciones y refinanciamientos de créditos, debilitaron la cultura de pago en el país.

Además, resaltó que el descontento político y social constituiría un riesgo sistémico que podría afectar la inversión privada y la actividad económica. (AGM)

Publicidad