Apoya a Radio La Calle ($2,00)

El «Coloso» de Buenaventura marcó su carrera con el gol en Italia 1990

Quito, 14 abr (La Calle).- El «Coloso» de Buenaventura, como era conocido Freddy Eusebio Rincón Valencia, marcó su carrera con el gol en Italia 1990.

El gol histórico ante Alemania, que dio el pase a Colombia a los octavos de final de Italia 1990, marcó la vida de una generación y del propio Rincón.

Esa jugada, que ahora se repite en redes sociales y medios de comunicación, fue el punto de explosión de una carrera que inició en Atlético de su natal Buenaventura.

La misma que prosiguió, entre 1986 y 1989, en Santa Fe de Bogotá, y en el año del Mundial; al que Colombia regresaba luego de 18 años, pasó al América de Cali.

Aquel histórico gol no solo puso a los «cafeteros» en la siguiente ronda, sino que puso al «Coloso» en la mirada de los grandes del mundo.

Sin embargo, la salida de su país tardó un poco en llegar, primero se mudó de Bogotá a Cali, para jugar en los «diablos rojos». tres años (1990-1993) estuvo en la ciudad conocida como «La Capital Mundial de la Salsa».

Durante su paso por el elenco «rojo», Rincón consiguió dos títulos nacionales (1990 y 1992), además, de alcanzar las semifinales de la Copa Libertadores en su último año con América.

En tanto, el idilio con la selección Colombia continuaba y en la Copa América Ecuador 1993 consiguió el tercer lugar.

Mientras, que en las Eliminatorias para Estados Unidos 1994 hicieron un campañón, que incluyó la goleada 5-0 sobre Argentina en Buenos Aires.

Rincón hacía méritos para ser transferido al exterior y en el año del Mundial estadounidense se dio, Palmeiras de Brasil compró su pase.

En Brasil jugó también en Santos, Cruzeiro y Corinthians, equipo con el que se consagro campeón mundial de clubes y puso fin a su carrera.

El «Coloso» de Buenaventura jugó en Europa

Las actuaciones de Rincón con la selección de su país y Palmeiras le abrieron las puertas del viejo continente. La primera escuadra que se fijó en él fue Napoli de Italia.

Una temporada le bastó para que el poderoso Real Madrid se fije en sus condiciones. Con los «merengues» disputó la campaña 1995-1996.

Luego retornó a Brasil para jugar con el primer club que lo contrato fuera de Colombia, también en el exequipo de Pelé, Cruzeiro y Corinthians.

Aquella pelota que pasó entre las piernas del golero alemán Bodo Illgner y se abrazó con la red en ese Alemania 1-1 Colombia, inmortalizó al mediocampista «cafetero», que ayer partió de este mundo.

Lo último

Emilio Palacio usa la opinión para calumniar a Leonidas Iza

Quito, 06 jul (La Calle). - A través de un periódico comunitario afincado en Brooklyn, Nueva York para la comunidad migrante ecuatoriana, el periodista...