Ecuacerámica despide a 130 empleados por whatsapp

Quito, 30 abr (La Calle).- Ecuacerámica despidió a 130 de sus empleados en la planta de Riobamba a través de una carta vía whatsapp. Esta empresa pertenece al grupo Eljuri. 

«Notifico a usted la terminación del contrato laboral que mantiene con la empresa de mi representación por la causal referida de caso fortuito o fuerza mayor que imposibilita el trabajo», indica la misiva firmada por el representante legal de Ecuacerámica.

Grupo Eljuri es uno de los grupos económicos más grande del país. Dueño de por lo menos 170 empresas que suman un patrimonio neto que supera los USD 4.500 millones, es decir, alrededor del Producto Interno Bruto (PIB) del Ecuador. Además mantiene negocios en Colombia, Perú, Brasil, Chile y Bolivia.

blank

Legalidad de los despidos

Los despidos masivos en la empresa privada tienen un patrón: el artículo 169 numeral seis del Código del Trabajo, el cual apela a una situación de fuerza mayor. La pregunta aquí es si este accionar es legal.

Para el abogado Lenín Duque lo que hay que revisar «si es legal o no lo legal la terminación del contrato por la causal sexta». A juicio del jurista «Exclusivamente si el cierre del negocio se da producto de la pandemia si cabe el artículo y está bien la terminación del contrato». 

Un ejemplo de esto se ve en las pequeñas islas de los centros comerciales donde el Covid-19 ha causado el cierre definitivo de estos negocios. 

«Sin embargo, muchas empresas están utilizándolo (el artículo) para reducir personal. La excusa es que la pandemia ha hecho que no hayan los ingresos suficientes para mantener ese personal», señala el abogado.

No obstante hay que tener en cuenta que existieron utilidades que se generaron el año pasado, hay empresas que continúan laborando, produciendo y comercializando. Como el caso de Ecuacerámica, Panadería California, Diario La Hora, Colineal, Confiteca, entre otras. 

«Un abogado en una empresa inició dando esta idea a sus asesorados, ellos lo aplicaron y luego, la gran mayoría de abogados han copiado la idea, pero es una mala copia. Porque una cosa es una empresa que cierra producto de la pandemia y otra cosa es una empresa que se quiere aprovechar para reducir personal», dice Duque. 

Hay otras formas de mantener a los empleados en la empresa: pedir un préstamo para capitalizar, llegar a acuerdos, pero no usar un artículo que, en estas circunstancias, pierde legalidad. 

Lo último