Quito, 30 nov (La Calle).- El programa “Mi Primer Empleo” nació en 2007 con el objetivo de permitir que los jóvenes de los últimos cursos de formación superior puedan acceder a pasantías pagadas para iniciar su inserción en el mundo laboral.

Para 2020, el presidente Lenín Moreno prevé reducir el presupuesto, de un programa emblemático para los jóvenes sin experiencia, en casi USD 5 millones.

Según el Plan Anual de Inversiones (PAI) de 2019, este programa contó con presupuesto de USD 6’790.521,19. En el PAI de 2020, este rubro bajará hasta la cantidad de USD 2’000.000. Es decir, reduciéndolo en casi la cuarta parte del valor del año anterior.

Hasta 2017 el programa benefició a 15.884 jóvenes. El 70% de los pasantes lograron ingresar a trabajar directamente en la misma dependencia donde realizaron sus prácticas.