Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Cuatro consejos para dormir mejor

Quito, 02 jul (La Calle).- En un mundo cada vez más acelerado, dormir bien se ha convertido en un lujo que pocos pueden darse el gusto de disfrutar plenamente. Sin embargo, adoptar ciertas prácticas puede hacer una diferencia significativa en la calidad del sueño. A continuación, exploramos cuatro formas efectivas para dormir mejor.

1. Establecer una Rutina de Sueño Consistente

Uno de los factores más importantes para mejorar el sueño es la regularidad. Acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana, ayuda a regular el reloj interno del cuerpo. Este hábito promueve un ciclo de sueño-vigilia más consistente, facilitando conciliar el sueño y despertarse con mayor facilidad .

2. Crear un Entorno Propicio para el Sueño

El entorno en el que se duerme juega un papel crucial. Un dormitorio oscuro, fresco y silencioso favorece el descanso. Utilizar cortinas opacas, aparatos de ruido blanco o tapones para los oídos, y ajustar la temperatura a un nivel confortable puede transformar la calidad del sueño. Además, es recomendable invertir en un buen colchón y almohadas que ofrezcan el soporte adecuado .

3. Limitar la Exposición a Pantallas y Estimulantes

La luz azul emitida por teléfonos móviles, tablets y computadoras puede interferir con la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño. Se aconseja evitar el uso de dispositivos electrónicos al menos una hora antes de acostarse. Asimismo, limitar el consumo de cafeína y nicotina, especialmente en las horas previas al sueño, puede ayudar a evitar dificultades para conciliar el sueño .

4. Practicar Técnicas de Relajación

Incorporar técnicas de relajación antes de dormir puede ser extremadamente beneficioso. Actividades como la meditación, la respiración profunda, o la lectura de un libro pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, facilitando un estado de relajación propicio para el sueño. También, un baño caliente antes de acostarse puede relajar los músculos y preparar el cuerpo para descansar .

Adoptar estos hábitos puede requerir tiempo y esfuerzo, pero los beneficios de un sueño reparador se reflejan en todos los aspectos de la vida, desde la salud física hasta el bienestar mental. Así que, ¿por qué no empezar hoy mismo a mejorar la calidad del sueño?

Fuentes:

  1. National Sleep Foundation – Tips for Better Sleep
  2. Mayo Clinic – Sleep tips: 6 steps to better sleep

Publicidad