Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

Contraloría confirmó millonaria glosa contra la extinta Petroamazonas

Quito, 06 jul (La Calle). – La Contraloría General del Estado (CGE) reportó glosas por USD 51 millones en contratos de perforación, reactivación y construcción de la extinta Petroamazonas EP, la institución halló responsabilidades en cinco extrabajadores y una excontratista.

Según el informe de la CGE, la petrolera aceptó la reprogramación de inversiones por parte de una contratista en campos menores sin que existan justificaciones técnicas y económicas, lo cual perjudicó al Estado. La auditoría fue realizada entre el 1 de junio de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2020.

La institución determinó imponer una glosa de USD 36.5 millones a los extrabajadores de las áreas técnicas y ejecutivas, quienes aceptaron esta acción y dieron paso a la ejecución de un contrato de servicios integrados para la perforación de pozos.

Responsabilidad de la contratista

Los funcionarios aceptaron los argumentos del contratista sobre la falta de licencias ambientales para perforar pozos. No obstante, el equipo de auditoría estableció que las plataformas en las que se debía intervenir ya estaban regularizadas ambientalmente, por lo que no se requerían nuevas licencias.

En este sentido, la empresa privada suma una glosa de USD 15.3 millones. De igual manera para justificar estos cambios la contratista expuso que existió problemas para importar equipos, lo cual habría sido una secuela del Covid-19.

No obstante, Contraloría no aceptó la justificación puesto que el estado de excepción por la pandemia no incluía sectores estratégicos. El trato entre Petroamazonas y la empresa privada consistía en que el proveedor forme parte del Comité Ejecutivo y tenga un voto ”dirimente”.

”Valiéndose de esta condición, la contratista aprobó los cambios, pese al desacuerdo de los funcionarios de la entidad”, resaltó la CGE.

El cierre de Petroamazonas

En enero del 2021, el expresidente de la República Lenín Moreno suscribió un decreto en el que concretaba la fusión por absorción de Petroamazonas y Petroecuador para que sea una sola empresa petrolera, actualmente tiene el nombre de la segunda empresa en cuestión.

La extinta petrolera pasó a ser una gerencia de exploración y producción de Petroecuador. Cabe recalcar que esta nueva empresa petrolera tendría autonomía presupuestaria, financiera, económica, administrativa y de gestión. (A.G.M).

Publicidad