Publicidad spot_img spot_img

Apoya a Radio La Calle ($2,00)

Publicidad spot_img

“Villavicencio es una persona en la que no se puede confiar”, dice su exalterna

Quito, 06 jul (La Calle).- Rocío Yépez, exasambleísta alterna de Fernando Villavicencio, buscará una curul en las elecciones anticipadas del 20 de agosto de 2023. Sin embargo, participará bajo el auspicio de la Unidad Popular (UP) y la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), organizaciones que impulsan la alianza ‘Claro que se Puede’ del candidato presidencial Yaku Pérez.

En un diálogo con La Calle, Yépez habló sobre sus propuestas para el Legislativo, la importancia de la participación de los jóvenes en la política, la educación universitaria y su relación con el exlegislador -y ahora candidato a la Presidencia- Fernando Villavicencio.

Planes de trabajo y nuevas propuestas

Yépez señaló que proviene de un equipo de trabajo conformado por representantes populares y estudiantiles de algunas provincias del país. Sus propuestas se enfocan, principalmente, en reformas a la educación superior como calidad, libre ingreso a las universidades, remuneración y reconocimiento en las pasantías, prácticas y vinculaciones con la sociedad.

La seguridad es otro tema importante en la agenda. Pretende plantear un programa de seguridad con prevención y mejor coordinación con la Policía Nacional. Asimismo, buscará la generación de empleo digno y el apoyo al arte y la cultura.

El papel de la juventud

Como dirigente estudiantil considera que la participación política de los jóvenes es fundamental en la sociedad. “No solo estamos para cargar banderas, podemos dar más cuando tenemos la oportunidad de demostrar nuestra capacidad de trabajo y, sobre todo, de ejecución”, dijo.

Su actividad política en las juventudes está estrechamente relacionada a la estudiantil, tal como representó desde la FEUE. No obstante, articulará soluciones a los problemas estructurales y enfatizó la importancia de que los políticos asuman sus responsabilidades.

Experiencia “dentro de la cancha”

Yépez explicó que como asambleísta alterna tuvo limitaciones. Calificó de “lamentable” su experiencia en el Parlamento debido al machismo y al adultocentrismo que no le permitieron desarrollarse en el ejercicio legislativo.

“Mis decisiones en muchos de los casos fueron condenadas por actuar con base en mis principios y valores del lado de los sectores populares”, refirió.

La candidata precisó que acataba las resoluciones de la FEUE para las votaciones, que mantenía reuniones con los dirigentes de la organización a la que se debía. Sin embargo, hubo votaciones en las que increpaba con el equipo de Villavicencio. “(Esas decisiones) generaron un quiebre más fuerte con los socialistas (PSE)”, manifestó.

Relación con Villavicencio

Desde la Comisión de Fiscalización, Villavicencio mostró siempre su inclinación hacia el presidente Guillermo Lasso y sus votos iban a favor del régimen.

Al respecto, apuntó que cuando él fue sancionado por insultar a la exlegisladora de UNES, Patricia Sánchez, ella tuvo que ser principalizada. En ese momento empezaron los problemas en votaciones como la destitución de los cuatro exvocales gobiernistas del Consejo de Participación Ciudadana (Cppcs) o la de Guadalupe Llori por presuntos diezmos.

“Uno de estos casos se dio en la destitución de los consejeros y, en rueda de prensa, acusó públicamente al PSE de correístas por mi voto (…) y no fue así, tomé esa decisión basada en la organización a la que era parte”, objetó.

Yépez expuso que la relación con Villavicencio fue muy complicada desde la campaña, no le daba su espacio y la dejó a un lado en temas que ya habían acordado como leyes en educación y juventudes. Incluso añadió que hubo ocasiones donde el equipo de Villavicencio le decía que la curul era de él y que “de ahí no podía salir un voto positivo (refiriéndose a decisiones negativas hacia Lasso)”.

“Es una persona complicada, no sabe cumplir acuerdos y en él no se puede confiar ya que llegó con una propuesta y estructura de izquierda, pero a la primera oportunidad que tuvo se vendió al gobierno. Peleó y obstaculizó todo dentro de Fiscalización para no dar paso al juicio político contra Lasso”, reveló.

Relación con Yaku Pérez

La candidata mencionó que conoce hace mucho tiempo a Yaku Pérez y su compromiso con el agua, las comunidades y su trabajo social. Por tal motivo, la FEUE decidió apoyar su candidatura y a la alianza ‘Claro que se Puede’, la cual cuenta con un proyecto político firme hacia la ciudadanía.

Califica esta oportunidad como un freno hacia las políticas neoliberales y una apertura hacia un país distinto con educación, salud y seguridad. (M.W.S)

Publicidad